Encuentro Virtual n° 3

Hola! Continuamos con esta actividad retomando el debate de la ultima clase. Para esta clase les proponemos:

Identificar por lo menos cuatro postulados a favor y cuatro postulados en contra de aquellos que se presentan en los debates actuales en torno a “NO A LA BAJA”. Desarrollar un análisis a partir de los textos propuestos.

Trabajo individual o en pareja. Plazo máximo de participación en el blog hasta el jueves 9/03 a las 23:59 hs.

Esperamos sus aportes ¡Nos leemos!

22 comentarios sobre “Encuentro Virtual n° 3”

  1. Para realizar el presente trabajo utilice una nota del diario la nación jueves 5 de enero del 2017,
    Postulados a favor de la baja:
    Daniel Scioli (Vicepresidente del PJ) “El año próximo deberá tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil porque es una deuda que tiene la Argentina. Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos”
    Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad) “Se va a discutir en el marco de la comisión. Hay actores, como Unicef, que se oponen. Tenemos información empírica detallada de la relación de los jóvenes de 14 y 15 años con el delito”
    Germán Garavano (Ministro de Justicia) “La falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los jóvenes en mano de obra de grupos criminales”
    Elisa Carrió (CC-ARI) “En el Código de Cristina Kirchner, que acompañó Mauricio Macri, se excluían a menores de 18 años. Las contradicciones confirman teorema Baglini. Macri debería dejar de buscar títulos en los diarios y tratar el Código presentado por el Frente Renovador”
    Graciela Camaño (Frente Renovador) “Como lo sostuve antes, lo sostengo ahora. Es necesaria la discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil”

    Postulados En contra “NO A la BAJA
    Margarita Stolbizer (GEN)”Pretender bajar la edad de imputabilidad a 14 años es pensar que el fuego se apaga con nafta”
    Julián Domínguez (Peronismo bonaerense) “La baja podría debatirse pero en un contexto donde primero damos vuelta la secundaria, hacemos oficios, que la Justicia funcione, que la policía sea amigable. Si reducimos el tema a la edad habrá cada vez más chicos presos, perfeccionándose en el delito en lugares sin posibilidad de reinserción”
    Daniel Arroyo (ex ministro de Desarrollo Social bonaerense -Frente Renovador) “El Gobierno pretende bajar la edad de la imputabilidad para profundizar su política de criminalización y de cárcel para la juventud”
    Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda) “La respuesta a los problemas de seguridad no pasa por bajar la edad de imputabilidad de niños y adolescentes”
    Andrés Larroque (Frente para la Victoria) “El problema no son los menores; los delitos cometidos por menores de edad son un 5%”
    En ese sentido es dable señalar la importancia actual respecto del tema, motivo por el cual retomo la nota periodística.
    Por otro lado queda totalmente expresado por el discurso de muchos actores citados, la fundamentación del repudio a la baja de la edad de imputabilidad, pero queda pendiente una mirada analítica que profundice, que este tipo de acciones es otra vez legitimar a la criminalización de la pobreza, se invisibiliza en esta nota que estas acciones serian volver al paradigma tutelar, donde los afectados son y serán siempre producto de la desigualdad social los más vulnerables, los antes considerados en riesgo , de peligro moral y material. Otra de las cuestiones a analizar es la ineficacia e ineficiencia que presenta el sistema de promoción y protección, (que a mi criterio está estrechamente ligado a la temática), en ese sentido se intenta suplir las falencias de este sistema con medidas que implicarían la privación de la libertad y el castigo. Volviendo a ocultar que este proceso es nada más ni nada menos que la ausencia de política pública Nacional, Municipal, y Provincial respecto a Niñez. Por tal motivo considero que además de volver a antiguas prácticas, la baja de imputabilidad implicaría deslegitimar y abolir con los logros de todo un colectivo y representantes como al mismo tiempos defensores de los Derechos Humanos que han luchado durante muchos años para poder modificar legalmente la situación de niñez y se ha logrado incorporarse a distintos tratados internacionales como la modificación por las leyes de sistema de promoción y protección de derechos de niñ@s niñ@s y adolescentes.

  2. En contra de no la baja:
    – La diputada y aliada del gobierno, Elisa Carrió, sostuvo que la reforma del Régimen Penal Juvenil “hace más de diez años que es la propuesta de la Coalición Cívica”, porque “no tener una ley de este tipo es hacer de los adolescentes mano de obra de las organizaciones criminales”. Y a la vez remarcó que la iniciativa “está enmarcada en la declaración de los derechos del niño”.
    Carrió propone la creación de un régimen de responsabilidad penal juvenil que abarca la franja entre los 14 y los 18 años, incorporando institutos jurídicos novedosos y relevantes: dispone un sistema de responsabilidad penal juvenil con todas las garantías sustantivas y procesales contenidas en la Constitución Nacional y los tratados internacionales.
    – El presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Lipera, dijo que está “de acuerdo” con la idea de bajar la edad de imputabilidad de los menores de 16 a 14 años y explicó que “no es lo mismo un chico de 14 hoy que hace 30 años”, aunque estimó que “debe ser un punto dentro de un conjunto de medidas”.
    – Natalia Gambaro
    “Planteamos la reforma completa de la legislación nacional en materia de menores, planteando la necesidad de un régimen penal juvenil. Una de sus características es que se baje la edad de imputabilidad a los 14 años. Pero también plantea que se separen los fueros que tienen que ver con lo criminal y los que tienen que ver con lo asistencial. Hoy en día un juez por razones asistenciales puede disponer de la libertad de un joven sin garantía de proceso justo y defensa acorde. Se necesita un régimen completo.”
    “No necesariamente significa que vayan detenidos, sino que consta de 9 alternativas previas, que van desde un pedido de disculpas o la reparación del daño, hasta que completen el calendario escolar y disponer las medidas que faciliten la reinserción del joven para prevenir que cometan delitos más graves. El debate debería ser más amplio que la edad, pero en ese punto creemos que se debe ser responsable de los actos criminales.”
    – El candidato a diputado por el Frente Unión por la Libertad y el Trabajo Francisco De Narváez expresó en Radio 10 su intención de “bajar la edad de la imputabilidad de los menores”.
    “Quiero bajar la edad de la imputabilidad de los menores”, “Si tienen el derecho de votar también tienen la responsabilidad de ser juzgados”, agregó aunque advirtió que un tema que debería ser debatido.
    Opinó que la inseguridad es el principal problema de la Provincia después de la inflación y, en ese contexto, pidió “que se cumplan las condenas” y terminar con “la puerta giratoria”.

    A favor de no a la baja:
    – El juez en lo Correccional de Menores de Misiones, César Jiménez, opinó que: “la responsabilidad penal juvenil como ley nacional es una asignatura pendiente” ya que están “trabajando con una legislación de la dictadura militar”. Pero a la vez consideró que pensar que la convocatoria “es partir de bajar la edad es un error”.
    – María Ángeles Misuraca, oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, consideró que “la normativa vigente (ley 22.278) es incompatible con los derechos de los niños. Se trata de una ley elaborada durante la dictadura, de corte tutorial, que es necesario modificar”.
    Sin embargo, aseveró que la posición de Unicef es “no bajar la edad de imputabilidad de los menores, porque sería dar un paso atrás, retroceder”, y agregó que al organismo internacional “le interesa que, a cambio, se trabaje en la ampliación de medidas alternativas a la privación de la libertad”.
    – La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) reclamó cambiar “el carácter clasista del sistema judicial”, en vez de impulsar iniciativas que bajen la edad de imputabilidad de los menores, ya que “con las actuales leyes vigentes, ningún pibe, culpable o inocente, es impune si es pobre”.
    – La Fundación Servicio Paz y Justicia (Serpaj), que preside el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, expresó “preocupación” ante el anunció del Gobierno al considerar que con estas iniciativas “se profundiza la criminalización y la estigmatización de los jóvenes”. “Sostenemos que una medida como esta no es la solución para los problemas de la inseguridad. Existen contundentes argumentos y estadísticas que demuestran que la baja en la edad de imputabilidad no tiene incidencia en la problemática del delito”, señaló la entidad defensora de los derechos humanos.
    – El dirigente del Frente Renovador, Daniel Arroyo, recordó hoy que no dio resultado bajar la edad de imputabilidad de los menores que cometen delitos de 16 a 14 años en los países donde se aplicó; y advirtió que si no se hace una reforma “integral” del sistema con soluciones a las “adicciones y al hacinamiento en los institutos” cada vez habrá “más chicos presos que perfeccionarán” su accionar delictivo.

    Nuestro análisis se va a basar en los motivos de porque no hay que bajar la de edad de imputabilidad.
    Uno de los motivos que nos parece importante resaltar es que bajar la edad de imputabilidad a 14 años, seria retroceder, ya que regresar a la edad establecida por la dictadura no parece una medida a la mejor protección de los niños, niñas o adolescentes. Porque lo vemos como un objetivo de castigo, violentando y confundiendo a las personas que creen que esta reforma será la correcta y se resolverá algún problema.
    Este debate, de bajar la edad de imputabilidad, generalmente se discute luego de un hecho grave que se involucra a un adolescente de 14 años (como por ej. caso Brian) o en un contexto preelectoral (elecciones legislativas 2013).
    Pensamos que introducir a adolescentes de 14 y 15 años al sistema penal es una falacia, ya que las garantías las tenemos todas las personas y de todas las edades, el problema es que muchas veces no se respetan ni se cumplen. La responsabilidad pasa por los jueces quienes deberían aplicar las leyes y velar que todas las garantías se cumplan.
    También sabemos que el sistema penal es discriminatorio, selectivo y estigmatizante, es decir, no persigue a todos por igual sino que a la población más pobre, los más vulnerables. Creemos que nadie que pase por una institución del sistema penal salga sin alguna huella, a veces físicas como también psíquicas y entendemos que las huellas son más profundas y dolorosas cuando son provocadas en niños o adolescentes.
    Fuentes:
    http://www.minutouno.com/notas/298937-claves-el-debate-la-baja-la-edad-imputabilidad
    http://www.minutouno.com/notas/298301-quiero-bajar-la-edad-imputabilidad-los-menores
    http://www.bigbangnews.com/politica/A-favor-y-en-contra-la-baja-de-imputabilidad-a-14-anos-abrio-un-fuerte-debate-20170104-0044.html

  3. Aquellos a favor de la No baja:
    María Ángeles Misuraca, oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, consideró que “la normativa vigente (ley 22.278) es incompatible con los derechos de los niños. Se trata de una ley elaborada durante la dictadura, de corte tutorial, que es necesario modificar”.
    Sin embargo, aseveró que la posición de Unicef es “no bajar la edad de imputabilidad de los menores, porque sería dar un paso atrás, retroceder”, y agregó que al organismo internacional “le interesa que, a cambio, se trabaje en la ampliación de medidas alternativas a la privación de la libertad”.
    La Fundación Servicio Paz y Justicia (Serpaj), que preside el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, expresó “preocupación” ante el anunció del Gobierno al considerar que con estas iniciativas “se profundiza la criminalización y la estigmatización de los jóvenes”. “Sostenemos que una medida como esta no es la solución para los problemas de la inseguridad. Existen contundentes argumentos y estadísticas que demuestran que la baja en la edad de imputabilidad no tiene incidencia en la problemática del delito”, señaló la entidad defensora de los derechos humanos.
    El dirigente peronista Julián Domínguez se declaró contrario a la iniciativa al sostener que “pretender bajar la edad de imputabilidad a 14 años es pensar que el fuego se apaga con nafta”, y aseguró necesario “consensuar una ley de responsabilidad penal juvenil de sólidos fundamentos democráticos de respeto a los derechos de los niños y adolescentes establecidos en los tratados internacionales”. Y añadió: “No nos oponernos a una nueva ley de responsabilidad penal juvenil, pero deberá ser una decisión política que convoque al conjunto de las fuerzas nacionales, populares y democráticas a impedir que dicha reforma contemple la baja de edad de imputabilidad”.
    El Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos. (Cepoc) publicó hoy un informe donde se detallan los motivos de repudio al proyecto impulsado por el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, de la intención del Presidente Mauricio Macri de bajar de dieseis a catorce años la edad de imputabilidad.
    1- Porque sería regresivo. En el Derecho Internacional de los Derechos Humanos rige el principio de no regresividad y de progresividad: está prohibido regresar a instancias anteriores de la cobertura de un derecho, y sólo se puede avanzar en dicha cobertura. El Código Penal, sancionado en 1921, establecía la edad de punibilidad en 14 años. Durante el gobierno peronista, en 1954, se estableció en 16, en el marco de una política dirigida a la protección de la infancia (Ley 14.394). La Dictadura, en una de sus primeras medidas (Decreto Ley 21.338), derogó parcialmente esa norma, y fijó la edad de punibilidad en 14 años, decisión que mantuvo en el Régimen Penal de la Minoridad, creado en 1980 (Decreto Ley 22.278). En mayo de 1983, meses antes de la recuperación de la democracia, la edad de punibilidad volvió a establecerse en los 16 años. Regresar a la edad establecida por la Dictadura no parece una medida dirigida a la mejor protección de nuestros niños y adolescentes.
    (http://www.primereando.com.ar/los-diez-argumentos-esenciales-de-porque-bajar-la-edad-de-imputabilidad-es-un-retroceso-judicial-y-estatal/)
    Aquellos a favor de la baja:
    Alfredo Drocchi, quien redobló la apuesta y además pidió una reforma del Código Penal. “A los de 14 años no me cabe ninguna duda, yo iría por más, a los 12 años en un régimen minoril especializado hasta cierta edad, pero la imputabilidad a los 14 tendría que haber sido siempre así”, afirmó en diálogo con radio La Red.
    Sergio Massa emitió un comunicado, junto a Margarita Stolbizer, en el que asegura que fue el primero “en plantear la necesidad de la baja de la edad de imputabilidad”. Sobre el anuncio del Gobierno de convocar a una comisión para analizar el tema, el líder del Frente Renovador proclamó: “No queremos una comisión, ya sabemos que las comisiones terminan en nada. Queremos que el Presidente convoque a sesión extraordinaria en febrero para discutir una política de Estado sobre el régimen de Responsabilidad Penal Juvenil”.
    La Coalición Cívica de Elisa Carrió recordó esta semana que su espacio presentó un proyecto sobre el tema, que contempla a los jóvenes de entre 14 y 18 años, y establece penas de “privación de libertad domiciliaria y privación de libertad en centros especializados” sólo en casos de delitos graves.
    En mi análisis, me voy a basar en que estoy de acuerdo con aquellos que están a favor de la No Baja, ya que como dice uno de los actores citados seria retroceder en el tiempo y volver al antiguo régimen, y lo que se busca es no volver, y buscar nuevas alternativas para los menores.
    Bajar la edad de la imputabilidad no va a terminar con la inseguridad, como dicen otros actores mencionados. Se puede observar que en los discursos de los actores que están a favor de la baja, nunca se tiene en cuenta los derechos de los niños, niñas y adolescentes establecidos en los tratados internacionales.
    En mi opinión más allá de la posición política que uno tenga, se debería tener en cuenta al menor con todos sus derechos, es decir, no privarlo de su libertad de tan pequeños sino buscar alternativas para que salga de aquello que realizo y comprenda lo que está bien y lo que no, es lamentable que esto siempre va a estar ligado al sector social al que pertenece, o le hagan creer con aquellas “estigmatizaciones” (que por lo general suelen tener).

  4. Para realizar el trabajo utilice una nota publicada en una plataforma de noticias de internet llamada Bing Bag New.
    El anuncio del gobierno de modificar el régimen penal juvenil cosecho tantos respaldos como rechazos específicamente en el tema de baja de edad de imputabilidad de los menores.
    A favor de la baja:
    – La diputada Elisa Carrio propone la creación de un régimen que abarque la franja entre los 14 y 18 años, incorporando institutos jurídicos novedosos y relevantes: dispone un sistema de Responsabilidad Penal Juvenil con todas las garantías sustantivas y procesales contenidas en la constitución nacional y los tratados internacionales.
    – El presidente del colegio de abogados de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Lipera, dijo que está “de acuerdo” con la idea de bajar la edad de imputabilidad de los menores de 16 a 14 años y explico “ no es lo mismo un chico de 14 años hoy que hace 30 años”.
    – Martin Insaurralde proclamo la necesidad de bajar la edad de imputabilidad de los menores de los 16 a los 14 años
    – Natalia Gambaro, diputada del denarvaismo y abogada especialista en reformas penales se mostró a favor de la medida como un aspecto más de “la creación de un régimen penal juvenil”, pero advirtió que “no mejora la seguridad”.
    En contra de la baja:
    -el juez en lo correccional de menores de Misiones, Cesar Jimenez, opino que “la Responsabilidad Penal Juvenil como ley Nacional es una asignatura pendiente” y que están “trabajando con una legislación de la dictadura militar”. Pero a la vez considero que pensar que la convocatoria es a partir de bajar la edad es un error.
    María Angeles Misuraca, oficial nacional de protección y acceso a la justicia de Unicef considero que la normativa vigente (ley 22.278) es incompatible con los derechos de los niños. Se trata de una ley elaborada durante la dictadura, de corte tutorial, que es necesario modificar. La posición de Unicef es “no bajar la edad de imputabilidad de menores, porque sería un paso atrás”.
    – La Fundación Servicio Paz y Justicia (Serpaj), que preside el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, expresó “preocupación” ante el anunció del Gobierno al considerar que con estas iniciativas “se profundiza la criminalización y la estigmatización de los jóvenes”. “Sostenemos que una medida como esta no es la solución para los problemas de la inseguridad. Existen contundentes argumentos y estadísticas que demuestran que la baja en la edad de imputabilidad no tiene incidencia en la problemática del delito”, señaló la entidad defensora de los derechos humanos.
    Considero que es necesario un nuevo régimen penal juvenil que deje atrás la ley 22.278, pero me opongo a la idea de bajar la edad de imputabilidad, porque considero que es una idea totalmente regresiva, donde la privación de libertad tiene como objetivo el castigo, y no la adecuada preparación para la vida en libertad.
    No se trata de sancionar más leyes, sino de cumplir las que ya existen.

  5. El debate sobre la baja de edad de imputabilidad en Argentina contiene en sí diversas posturas. Las mismas se dan entre distintos sectores de la sociedad, ya sea de distintos partidos políticos como desde movimientos sociales, especialistas en el tema, etc. Este debate se viene dando, aunque en épocas con mayor intensidad, hace varios años. Actualmente, y creo que no casualmente en un año de elecciones legislativas, se retomó el proyecto de analizar las posibles reformas en el régimen penal juvenil para bajar la edad de imputabilidad. En torno a esto, actores del oficialismo y de la oposición hablaron al respecto: Margarita Stolbizer señaló, “Que un pibe de 14 años vaya preso también es una medida populista y demagógica, en contraposición, Sergio Massa, del mismo partido, asegura que “Alguien que tiene 15 años puede perfectamente distinguir si matar está bien o está mal, con lo cual es absurda esa discusión que quieren plantear de acuerdo a si la edad de imputabilidad tiene que ser a los 16 o a los 14”. Elisa Carrió, del bloque de Cambiemos, por su parte, apoyó la iniciativa del Gobierno para debatir el Régimen Penal Juvenil ya que considera que la falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los adolescentes en “mano de obra de las organizaciones criminales”. Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social bonaerense, declaró que: “es un error arrancar por la discusión de la edad y pensar en bajar de 16 a 14 años. La Argentina tiene dos problemas graves en torno a los jóvenes que cometen delitos: están colapsados los institutos de menores y faltan centros de atención de adicciones”. Aseguró que “bajar la edad de la imputación no resolverá el problema de la inseguridad”. Guillermo Lipera, titular del Colegio de Abogados porteños, sostiene : “Estoy de acuerdo porque no es lo mismo un chico de 14 hoy que hace 30 años, pero creo que debe ser un punto dentro de un conjunto de medidas”. Por su parte, la Coordinadora contra la Represión Policial (Correpi) dio a conocer un comunicado donde afirma que “…es cierto que la ley nacional que rige el procedimiento penal de chicos menores de edad es de 1980, pero la implementación, en muchas provincias y países limítrofes, de sistemas de responsabilidad penal juvenil no han modificado la vulnerabilidad y la injusticia que padecen los hijos de los pobres (…) imputables o inimputables, hoy las cárceles de niños están llenas, y ninguno es el hijo de un empresario, un político o un funcionario. Esos, cuando cometen un delito, son tan impunes como sus padres”.En tanto el referente del PTS/Frente de Izquierda, Nicolás del Caño afirmó que “desde el Frente de Izquierda somos muy claros: decimos ‘no a la baja de la edad de imputabilidad y a la criminalización de la juventud’; exigimos que haya jornada reducida de trabajo, con un sueldo acorde a la canasta familiar, para que todos los jóvenes puedan terminar sus estudios; y planteamos que para terminar con el delito organizado hay que desbaratar definitivamente a las mafias que operan desde el propio aparato del Estado”. Por su parte, Daniel Scioli, se mostró a favor de la propuesta del Gobierno y reclama “abrir una discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil y bajar la edad de imputabilidad de menores en delitos graves. Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad) sostiene que “ deberá tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil porque es una deuda que tiene la Argentina. Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos”
    En una nota publicada en el diario Página 12 en el año 2009, el director regional para América Latina y el Caribe de Unicef, Nils Kastberg, ya sostenía que bajar la edad de imputabilidad era una medida demagógica y agregaba “Quiero advertirles que no es cierto lo que algunos sectores dicen, que al aplicar más penas la situación va a mejorar. Lo que se tiene que mejorar es lo que se hace con el chico durante el tiempo de la pena que se establezca. Lo que se tendría que discutir es qué calidad de rehabilitación se le va a ofrecer. Eso es lo que les va a dar seguridad”. Esto lo señaló como consecuencia del pedido de seguridad que había tomado notoriedad, y que hasta este momento perdura. Seguridad que para muchos implica “la mano dura”, el castigo y la sanción. En contraposición él propone que “hay que ofrecerle al chico un proceso reeducativo integral para que cuando salga sienta que tiene algo que no quiere perder. Este año UNICEF publicó un informe titulado “Hay alternativas: ideas para contribuir al debate sobre la Ley de Justicia Penal Juvenil”. En el mismo se señala que la experiencia muestra que bajar la edad de imputabilidad no resuelve el problema, afirmando que “solo un sistema basado en los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño, que facilite la reinserción, es mejor para la sociedad porque reduce la reincidencia y la violencia y, además, en muchos casos esa clase de medidas resultan también menos costosas en términos económicos”.
    Es notable, como a lo largo de los años este tema ha sido de gran interés para algunos que quisieron y quieren sacar rédito político. La mayoría de los sectores que están a favor de la modificación, hoy en el gobierno, no tienen en cuenta la palabra de aquellos sectores que sí están especializados y pueden desarrollar una postura bien fundada, no solo en cuanto al análisis de la problemática sino también en cuanto a su abordaje. Hablar de una política integral requiere pensar a los jóvenes como sujetos con derecho a la educación, a la salud, a un desarrollo y crecimiento saludable, sin estigmatizarlos, excluirlos y violentarlos física e institucionalmente, y donde el Estado que es quien vulnera esos derechos, tenga entonces una propuesta de intervención superadora acorde a los tratados internacionales, por ende a la propia Constitución Nacional, que establezca no solo alternativas al encierro sino además herramientas en pos de una mejor calidad de vida para los jóvenes.
    http://www.laizquierdadiario.com/Bajar-o-no-la-edad-de-imputabilidad-esa-es-la-cuestion
    http://www.lanacion.com.ar/1973186-quienes-estan-a-favor-y-en-contra-de-la-baja-en-la-edad-de-la-imputabilidad
    https://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-123922-2009-04-26.html

    http://www.hayalternativas.org.ar/files/posicion_unicef.pdf

  6. Postulados en contra de la baja:
    El Centro de Estudios en Política Criminal (CEPOC), creado por los abogados María Laura Bohr, Claudia Cesaron, Mariano Ambrosio y Mariano Gutiérrez.

    1- Porque sería regresivo. En el Derecho Internacional de los Derechos Humanos rige el principio de no regresividad y de progresividad: está prohibido regresar a instancias anteriores de la cobertura de un derecho, y sólo se puede avanzar en dicha cobertura. El Código Penal, sancionado en 1921, establecía la edad de punibilidad en 14 años. Durante el gobierno peronista, en 1954, se estableció en 16, en el marco de una política dirigida a la protección de la infancia (Ley 14.394). La Dictadura, en una de sus primeras medidas (Decreto Ley 21.338), derogó parcialmente esa norma, y fijó la edad de punibilidad en 14 años, decisión que mantuvo en el Régimen Penal de la Minoridad, creado en 1980 (Decreto Ley 22.278). En mayo de 1983, meses antes de la recuperación de la democracia, la edad de punibilidad volvió a establecerse en los 16 años. Regresar a la edad establecida por la Dictadura no parece una medida dirigida a la mejor protección de nuestros niños y adolescentes.
    2- Porque el único objetivo es el castigo. El mandato constitucional establece que el sentido de la privación de la libertad no debe ser el castigo, sino la adecuada preparación para la vida en libertad. Sin embargo, cada vez que se discute un proyecto de estas características, se hace luego de que sucede un hecho grave que involucra a un adolescente de 14 años (caso Carpiste, 2009), o en un contexto preelectoral (elecciones legislativas 2013), revela que el único objetivo es establecer políticas de castigo sobre esta población, violentando ese mandato, y confundiendo a las personas que creen que esta reforma le será aplicada al joven que cometió el delito, lo que es falso, porque las leyes penales no son retroactivas; o que con la baja de edad se resolverá algún problema de inseguridad.
    3- Porque no se trata de sancionar más leyes sino de cumplir las que ya existen. La Convención sobre los Derechos del Niño y la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Ley 26.061) tienen plena vigencia, así como todos los tratados internacionales de derechos humanos que establecen todos los derechos a los que son acreedores cada niño y cada niña que vive en nuestro país. Sin embargo, millones de ellos carece de condiciones básicas de existencia: no tienen cloacas ni agua potable, ni vivienda, ni educación y salud de calidad, ni viven en un ambiente sano, ni tienen acceso a oportunidades, actividades recreativas, vacaciones, futuro. Hay leyes que dicen que tienen derecho a todo esto, pero no hay jueces que las apliquen ni funcionarios que las ejecuten.
    4- Porque si el Estado no es capaz de controlar las instituciones de encierro, mucho menos podrá controlar las que piensa crear. Todos los días hay noticias acerca de muertes en lugares de encierro (76 por causas violentas y/o dudosas durante 2008, según los registros del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos). La Argentina ratificó el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes en noviembre de 2004, y el 28 de noviembre de 2012 se sancionó la ley de creación del Sistema Nacional de Prevención de la Tortura (Ley 26.827) pero aún no implementa los mecanismos de visita a los lugares de detención para prevenir los abusos, los malos tratos y la tortura.
    5- Porque el sistema penal es discriminatorio, selectivo y estigmatizaste. Es decir: no persigue a todos por igual, sino a los más pobres, los más vulnerables, los que menos “esfuerzo” tienen que hacer para caer en sus redes. Y cuando los captura, los separa del resto de la sociedad, los etiqueta y los marca. Nadie que pase por una institución del sistema penal sale sin huellas, a veces en el cuerpo, casi siempre en su psiquis. Y las huellas son más profundas y dolorosas cuando se provocan en niños y adolescentes.

    Postulados a favor de la baja:

    “bajar la edad punible por si no resuelve nada, pero en algunos casos s habrá que hacerlo y tratar que en ciertos casos los menores sean sometidos al mismo juzgamiento que los mayores de edad”.

    “Es completamente ilógico y fuera de la realidad que una persona de 17 o 16 años sea considerada para la ley penal como menor. Es mayor, sabe perfectamente lo que hace, por lo cual una persona de 15 y 14 también”, juez Alfredo Drocchi
    “El imberbe delincuente y asesino, merece ir a la cárcel y ser juzgado como adulto. Periodista Eduardo Feinmann
    “Dependiendo del tipo de delito, hay que bajar la imputabilidad. Hablamos de mano justa, de ocuparse de cuidar a la gente, que no puede estar expuesta a la violencia, a droga”. Jefe de gobierno porteño Larreta
    “Si el mundo bajó las imputabilidades, ¿por qué queremos ser más papistas que el Papa? Mauricio Macri.

    De acuerdo con el autor Balero y Reich (2002) “Partimos de la idea que los adolescentes captados por el sistema de justicia juvenil son extremadamente vulnerables a su poder. El ejercicio del poder punitivo de Estado encuentra e los jóvenes pobres buenos candidatos para sus políticas represivas, pero malos destinatarios de las políticas sociales, no porque las rechacen sino porque ellas no le llega”. Nos parece interesante la argumentación de estos autores, ya que concuerdan con los argumentos a favor del CEPOC en tanto a la vulnerabilidad en que se encuentran los jóvenes y la marca estigmatizaste que dejan las instituciones en la subjetividad y la visa cotidiana de los mismos, separándolos y etiquetándolos de la sociedad.
    Desde los argumentos a favor solo existen argumentos desde una mirada individualista, culpabilizante y moralista respecto a la baja, apelando a la “conciencia” de los jóvenes. “saben lo que hacen” etc. Sin embargo siguen siendo el eslabón más débil de las organizaciones delictivas, así como poner sobre la mesa el debate de la baja, con fines políticos próximos a la campaña poniendo como pilar del debate la “inseguridad”.

    http://tn.com.ar/politica/macri-se-mostro-a-favor-de-bajar-la-edad-de-imputabilidad_410498
    http://www.eldiario24.com/nota/argentina/391304/diez-razones-para-no-bajar-edad-imputabilidad.html
    http://www.lanueva.com/el-pais/890107/jueces-a-favor-y-en-contra-de-bajar-la-edad-de-imputabilidad.html
    http://www.elheraldo.hn/alfrente/566562-209/opiniones-divididas-por-reduccion-de-edad-punible
    http://www.perfil.com/actualidad/feinmann-a-favor-de-la-baja-de-edad-de-imputabilidad.phtml

  7. Postulados a favor:
    Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad) “Se va a discutir en el marco de la comisión. Hay actores, como Unicef, que se oponen. Tenemos información empírica detallada de la relación de los jóvenes de 14 y 15 años con el delito”
    Germán Garavano (Ministro de Justicia) “La falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los jóvenes en mano de obra de grupos criminales”
    Elisa Carrió (CC-ARI) “En el Código de Cristina Kirchner, que acompañó Mauricio Macri, se excluían a menores de 18 años. Las contradicciones confirman teorema Baglini. Macri debería dejar de buscar títulos en los diarios y tratar el Código presentado por el Frente Renovador”
    Graciela Camaño (Frente Renovador) “Como lo sostuve antes, lo sostengo ahora. Es necesaria la discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil”
    Postulados en contra:
    Margarita Stolbizer (GEN) “Pretender bajar la edad de imputabilidad a 14 años es pensar que el fuego se apaga con nafta”
    Julián Domínguez (Peronismo bonaerense) “La baja podría debatirse pero en un contexto donde primero damos vuelta la secundaria, hacemos oficios, que la Justicia funcione, que la policía sea amigable. Si reducimos el tema a la edad habrá cada vez más chicos presos, perfeccionándose en el delito en lugares sin posibilidad de reinserción”
    Daniel Arroyo (ex ministro de Desarrollo Social bonaerense -Frente Renovador)”El Gobierno pretende bajar la edad de la imputabilidad para profundizar su política de criminalización y de cárcel para la juventud”
    Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda) “La respuesta a los problemas de seguridad no pasa por bajar la edad de imputabilidad de niños y adolescentes”
    Andrés Larroque (Frente para la Victoria) “El problema no son los menores; los delitos cometidos por menores de edad son un 5%”
    En mi análisis con los postulados a favor o en contra, me centro en las personalidades que se encuentran en contra ya que con considero que bajar la edad de imputabilidad no encontraría una solución alguna, primero porque las estadísticas muestran una cantidad menor en cuanto a delitos cometidos por niñxs y además porque sería retroceder como Estado en cuanto a derechos y garantías de los niñxs, ya que dicha edad había sido propuesta por la dictadura que se dio en nuestro país en 1976. Responderían a no darle importancia al interés superior del niñx propuesto por la constitución nacional, leyes nacionales y provinciales.
    Seguir deliberando sobre la punibilidad de la niñez es saber que accionarían con represión y persecución, es decir, un fracaso estatal. Que no actúa, ni reflexiona o interviene con medidas para el acompañamiento de niñxs en situaciones vulnerables. Sino que busca una medida judicial para estigmatizar o establecer en los niñxs una vida aun más vulnerable.

  8. Posturas a favor en la baja de edad de imputabilidad:
    Elisa Carrió, diputada nacional por la Coalición Cívica: “Propone la creación de un régimen de responsabilidad penal juvenil que abarca la franja entre los 14 y 18 años”
    Germán Garavano, actual ministro de justicia: “Reconoció también que “el salto mayor” en el delito “se da en la franja de los 15, más que de los 14″, con lo que abrió el debate respecto de si la edad de imputabilidad debería ser a partir de los 14 o de los 15 años.”
    Daniel Scioli, ex gobernador de la pcia de Buenos Aires: “Se mostró a favor de la propuesta del Gobierno al recordar que desde 2008 reclama “abrir una discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil” y bajar la edad de imputabilidad de menores en delitos graves.”
    Sergio Massa, diputado nacional por el Frente Renovador: “Proponemos bajar la edad de imputabilidad a los 14 años y establecer un régimen penal juvenil […] alguien que tiene 15 años puede perfectamente distinguir si matar está bien o está mal, con lo cual es absurda esa discusión que quieren plantear de acuerdo a si la edad de imputabilidad tiene que ser a los 16 o a los 14.”

    Posturas en contra en la baja de edad de imputabilidad:
    Margarita Stolbizer, diputada nacional por el GEN y aliada política de Sergio Massa: “Que un pibe de 14 años vaya preso también es una medida populista y demagógica“, escribió en Twitter la diputada del GEN. “¿Y si prueban con educación igualitaria y de calidad en lugar de seguir con las cárceles que son la academia del delito? De ahí no salen mejores”.
    Daniel Arroyo, ex viceministro de desarrollo social y miembro del Frente Renovador: “se manifestó en desacuerdo con la iniciativa, y dijo que “no ha dado resultado en los países en que se efectivizó”. “Yo no digo que la discusión no hay que darla, pero sí darla en un contexto donde discutamos también otras cosas”
    Adolfo Pérez Esquivel, premio nobel de la paz y militante de DD.HH: “La baja de edad de imputabilidad es una grave violación de los derechos de la infancia y no resuelve nada. Basta de demagogia punitiva!”
    Julián Domínguez, dirigente peronista: “La baja podría debatirse pero en un contexto donde primero damos vuelta la secundaria, hacemos oficios, que la Justicia funcione, que la policía sea amigable. Si reducimos el tema a la edad habrá cada vez más chicos presos, perfeccionándose en el delito en lugares sin posibilidad de reinserción”

    Lo que quiero expresar a partir de la selección de las citas anteriores es que a partir de la reaparición del debate acerca de la baja en la edad de imputabilidad, se presentan distintas voces que representan a todo el arco político nacional y en el cual convergen y conviven las diferentes posturas; es decir que no se trata específicamente de una postura partidaria, ya que lo que podemos observar es que dentro de los mismos espacios políticos se presentan posturas contrapuestas.
    Por otra parte existe un amplio consenso por parte de diversos actores que debatieron el tema sobre la necesidad de repensar y establecer modificaciones concretas en lo referente al régimen penal juvenil que no necesariamente refieren a la baja de edad de imputabilidad, sino a cuestiones referidas a las mejorar las condiciones de los jóvenes que se encuentran en instituciones cerradas y a la ampliación de derechos de aquellos que se encuentran atravesando el sistema penal juvenil.
    Personalmente mi postura es en contra de la baja de imputabilidad ya que considero que esta medida además de ser altamente discriminatoria debido al carácter clasista que el régimen penal juvenil presenta en su estructura, va en contra de los derechos básicos que constituyen a la infancia y expone a los niños a la vulnerabilidad del sistema represivo del Estado. Pienso que como trabajadores sociales debemos apostar a construir alternativas direccionadas al fortalecimiento de espacios que contengan a los niños y jóvenes desde la educación, la cultura y la recreación contraponiéndolos al sistema que solo encuentra como respuesta a ellos el encierro y el castigo punitivo.

    Fuentes:
    http://noalabaja.uy/
    http://www.bigbangnews.com/politica/A-favor-y-en-contra-la-baja-de-imputabilidad-a-14-anos-abrio-un-fuerte-debate-20170104-0044.html
    http://www.lanacion.com.ar/1973186-quienes-estan-a-favor-y-en-contra-de-la-baja-en-la-edad-de-la-imputabilidad
    http://grupoemedios.com/2017/01/04/voces-a-favor-y-en-contra-baja-de-la-edad-de-imputabilidad-demagogia-o-necesidad/

  9. A continuación vamos a adjuntar los postulados tnato a favor como en contra sobre la baja de la imputabilidad, los cuales los tomamos de la página web: http://www.grupoemedios.com

    Postulados en contra:

    Una de las primeras que salió a criticar esta medida fue Margarita Stolbizer, quien se diferenció de su aliado político Sergio Massa, y cuestionó al Gobierno. “Que un pibe de 14 años vaya preso también es una medida populista y demagógica“, escribió en Twitter la diputada del GEN.

    “¿Y si prueban con educación igualitaria y de calidad en lugar de seguir con las cárceles que son la academia del delito? De ahí no salen mejores”, apuntó (ver nota relacionada).

    Por su parte, la Coordinadora contra la Represión Policial (Correpi) emitió un duro comunicado donde cuestionan la instalación del debate en un año electoral, criticando a los “políticos oficialistas (hoy, el mismísimo presidente Macri), opositores, opinadores profesionales” por instalar un debate “para la tribuna”.

    “Imputables o inimputables, hoy las cárceles de niños están llenas, y ninguno es el hijo de un empresario, un político o un funcionario. Esos, cuando cometen un delito, son tan impunes como sus padres”, señala la Correpi.

    Por su parte, el diputado nacional del FIT, Nicolás Del Caño, expresó vía Twitter que “con la baja de la edad de imputabilidad el gobierno muestra que su política hacia la juventud es la cárcel”. “Mientras recorta en educación el gobierno busca bajar la edad de imputabilidad. Clarísima su política hacia la juventud (…) No a la baja de la edad de imputabilidad! Jornada reducida de trabajo y salario igual a la canasta familiar para que los jóvenes terminen sus estudios”, escribió en una serie de mensajes en la red social.

    Asimismo, el ex viceministro de Desarrollo Social y miembro del Frente Renovador, Daniel Arroyo, dijo que “en este contexto, es echar más leña al fuego”.

    En declaraciones a Radio 10, Arroyo afirmó que “el problema de la inseguridad excede a los jóvenes”. “Habría que hacer una reforma grande, empezando por otras cuestiones”, señaló.

    Arroyo se manifestó en desacuerdo con la iniciativa, y dijo que “no ha dado resultado en los países en que se efectivizó”. “Yo no digo que la discusión no hay que darla, pero sí darla en un contexto donde discutamos también otras cosas”, señaló.

    En este marco, añadió que en el país hay “1 millón y medio de jóvenes que no estudian ni trabajan” y “los institutos para menores funcionan mal”. “El problema es que no tenemos un sistema integral”, remarcó.

    Otro que se mostró en contra fue el juez en lo contencioso administrativo de La Plata, Luis Federico Arias, quien también opinó que “en años electorales se desempolva el manual de la demagogia punitiva”.

    “Responde al año electoral, y es más que nada, propagandístico“, amplió el magistrado en Radio Nacional donde se pronunció además por “prevenir y resguardar los derechos de todos los jóvenes” en vez de “estar discutiendo medidas que son un clásico de la demagogia punitiva en tiempos electorales, y represivas”.

    “Estas ideas son un clásico de la demagogia punitiva cada vez que se acerca una elección. Los políticos empiezan a hablar de estos temas para conseguir la adhesión de la gente que necesita una respuesta para la inseguridad; e intentan demostrar que se están ocupando del problema cuando en realidad no es así. Si se ocuparan, lo que harían sería prevenir“, analizó.

    También convocó a “pensar todo lo que cuesta poner más policías en la calle, más armamentos y patrulleros” al sostener que “si todo ese dinero se usara, por ejemplo, para volcarlo a las escuelas donde está la primera red de contención, el resultado sería óptimo”.

    “El maestro sabe a la perfección qué pibe tiene violencia, qué chico sufre una adicción. Si uno le pusiera a las escuelas toda esa estructura estatal de recursos y contención para abordar estas situaciones, se estarían ocupando en serio, pero los gobiernos no lo hacen”, lamentó el juez.

    Arias contó que en la actualidad, en la provincia de Buenos Aires, el sistema penal juvenil establece que “los jovenes de 14 a 16 son inimputables, mientras que de 16 a 18 son imputables pero con un fuero específico, pero en la práctica esto no se cumple porque si bien no van a una cárcel, terminan igual en lugares de encierro y sin políticas de reinserción social, al igual que en el caso de los adultos”.

    Postulados a favor:

    Guillermo Lipera, titular del Colegio de Abogados porteños, expresó: “estoy de acuerdo porque no es lo mismo un chico de 14 hoy que hace 30 años, pero creo que debe ser un punto dentro de un conjunto de medidas“, señaló en diálogo con radio Mitre.

    El abogado advirtió que hoy en día “un menor que va a un instituto reformatorio sale peor, ahí lo prepara para delinquir más” y reclamó una reforma integral.

    Lipera apuntó en este sentido “a los fiscales primero que nada, con una jefa –Alejandra Gils Carbó– que incumple la ley, viene con una teoría ‘zaffaroniana’ –en referencia al ex juez de la Corte, Raúl Zaffaroni– donde todo el sistema penal está armado para proteger al que tiene y desproteger al que no, con lo cual encuentran ahí una justificación cada vez que hay un delito”.

    En tanto, el juez en lo criminal de La Matanza, Alfredo Drocchi, redobló la apuesta y además pidió una reforma del Código Penal. “A los de 14 años no me cabe ninguna duda, yo iría por más, a los 12 años en un régimen minoril especializado hasta cierta edad, pero la imputabilidad a los 14 tendría que haber sido siempre así”, afirmó en diálogo con radio La Red.

    “Es completamente ilógico y fuera de la realidad que una persona de 17 o 16 años sea considerada para la ley penal como menor. Es mayor, sabe perfectamente lo que hace, por lo cual una persona de 15 y 14 también”, justificó Drocchi.

    Para el magistrado, “si al ciudadano común y al pueblo se lo consulta sobre este tema, el 90 por ciento de la población va a decir que sí”.

    Por su parte, el juez en lo Correccional de Menores de Misiones, César Jiménez, se paró en una postura más neutral y habló de “asignatura pendiente” en torno a la responsabilidad penal juvenil como ley nacional.

    “Debemos debatirlo y pensarlo como una construcción jurídica determinante, pero no partiendo de la base de la edad. Es decir, pensar que la convocatoria es partir de bajar la edad, es un error”, aseguró el magistrado en radio Libertad.

    En tanto, el ex secretario de Seguridad de la provincia, Eduardo Capdevila se mostró a favor de bajar la edad: “Estoy en total acuerdo. Si los jóvenes pueden llegar a votar a los 16 y son imputables porque no conocen la criminalidad de sus actos, es ridículo. Amerita un tratamiento integral de la cuestión”, opinó.

    Guemureman desarrolla en su texto que en la Argentina rige el régimen penal de la minoridad para los adolescentes y jóvenes que cometen delitos, Ley 22278. Esta ley es un resabio de la dictadura militar que no logro solucionar los problemas de los jóvenes.
    En nuestra opinión, no estamos a favor de la baja de imputabilidad, porque como plantea Arroyo “el problema de la inseguridad excede a los jóvenes”. “Habría que hacer una reforma grande, empezando por otras cuestiones”. Coincidimos porque creemos que realmente la inseguridad excede a los jóvenes, hay que mejorar la educación, las políticas sociales, el apoyo del Estado, el rol del mismo para no culpabilizar y encerrar a los jóvenes. Hay que buscar medidas de inclusión y mejora de la calidad de vida. Encerrar a un menor no soluciona la inseguridad del país.
    No coincidimos y repudiamos la opinión de los que están a favor de la baja, como por ejemplo la de Eduardo Capdevila que se mostró a favor de bajar la edad y dijo “Estoy en total acuerdo. Si los jóvenes pueden llegar a votar a los 16 y son imputables porque no conocen la criminalidad de sus actos, es ridículo. Amerita un tratamiento integral de la cuestión” . Esta declaración nos parece, tanto como las otras a favor, ilógicas. No se pueden mezclar esos dos temas, y justificar la baja de la imputabilidad a partir de la edad en la cual los jóvenes pueden empezar a votar.

    Anexos:
    http://grupoemedios.com/2017/01/04/voces-a-favor-y-en-contra-baja-de-la-edad-de-imputabilidad-demagogia-o-necesidad/

  10. En contra:
    El juez en lo Correccional de Menores de Misiones, César Jiménez, opinó que: “la responsabilidad penal juvenil como ley nacional es una asignatura pendiente” ya que están “trabajando con una legislación de la dictadura militar”. Pero a la vez consideró que pensar que la convocatoria “es partir de bajar la edad es un error”.
    María Ángeles Misuraca, oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, consideró que “la normativa vigente (ley 22.278) es incompatible con los derechos de los niños. Se trata de una ley elaborada durante la dictadura, de corte tutorial, que es necesario modificar”. Sin embargo, aseveró que la posición de Unicef es “no bajar la edad de imputabilidad de los menores, porque sería dar un paso atrás, retroceder”, y agregó que al organismo internacional “le interesa que, a cambio, se trabaje en la ampliación de medidas alternativas a la privación de la libertad”.
    La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) reclamó cambiar “el carácter clasista del sistema judicial”, en vez de impulsar iniciativas que bajen la edad de imputabilidad de los menores, ya que “con las actuales leyes vigentes, ningún pibe, culpable o inocente, es impune si es pobre”.
    La Fundación Servicio Paz y Justicia (Serpaj), que preside el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, expresó “preocupación” ante el anunció del Gobierno al considerar que con estas iniciativas “se profundiza la criminalización y la estigmatización de los jóvenes”. “Sostenemos que una medida como esta no es la solución para los problemas de la inseguridad. Existen contundentes argumentos y estadísticas que demuestran que la baja en la edad de imputabilidad no tiene incidencia en la problemática del delito”, señaló la entidad defensora de los derechos humanos.

    Margarita Stolbizer le apuntó al Gobierno: “Como anuncio de comienzo de año hubiera querido escuchar al Presidente proponiendo un cambio en la educación para que los menores tengan un mejor futuro, y no proponer bajar la edad de imputabilidad para que vayan presos”, señaló la diputada del GEN. Sin embargo, Stolbizer consideró que el actual régimen penal juvenil debe modificarse y recordó que ella tiene un proyecto al respecto que el kirchnerismo nunca trató.

    A favor:

    Carrió propone la creación de un régimen de responsabilidad penal juvenil que abarca la franja entre los 14 y los 18 años, incorporando institutos jurídicos novedosos y relevantes: dispone un sistema de responsabilidad penal juvenil con todas las garantías sustantivas y procesales contenidas en la Constitución Nacional y los tratados internacionales.
    El presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Lipera, dijo que está “de acuerdo” con la idea de bajar la edad de imputabilidad de los menores de 16 a 14 años y explicó que “no es lo mismo un chico de 14 hoy que hace 30 años”,
    El juez en lo criminal de La Matanza, Alfredo Drocchi, redobló la apuesta y además pidió una reforma del Código Penal. “A los de 14 años no me cabe ninguna duda, yo iría por más, a los 12 años en un régimen minoril especializado hasta cierta edad, pero la imputabilidad a los 14 tendría que haber sido siempre así”, afirmó en diálogo con radio La Red. “Es completamente ilógico y fuera de la realidad que una persona de 17 o 16 años sea considerada para la ley penal como menor. Es mayor, sabe perfectamente lo que hace, por lo cual una persona de 15 y 14 también”.

    El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se mostró favorable a la inciativa, que era una de sus propias promesas de campaña. “Fui el primero en plantear la necesidad de la baja de la edad de imputabilidad y agradezco al gobierno que tome nuestra iniciativa para empezar a resolver este flagelo. Pero tanto yo como Margarita (Stolbizer) estamos convencidos de que la baja de edad sola es, sin duda, un golpe de efecto que no resuelve el problema”, señaló el tigrense, y agregó que “Argentina necesita construir una verdadera política de Estado en relación a los niños, niñas y adolescentes en conflicto con la ley”.

    Muchas de las posiciones a favor de la baja consideran que no tiene que ser sólo esa medida, sino que tiene que existir un cambio en el sistema penal que la acompañe. Pienso que como dice Foucault, que la existencia de tribunales especiales, los tribunales de menores, donde la información que esta a cargo de un Juez, se refiere a un contexto de disciplina del individuo. Se habla de un poder de la normalización, donde la norma es portadora de una pretensión de poder; es un elemento a partir del cual puede fundarse y legitimarse cierto ejercicio del poder. Y como plantea Marcón, es necesario trabajar desde la interdisciplina, tener la teoría de los derechos humanos como estructura paradigmática, donde se admite y defiende que la condición humana supone la existencia de un conjunto de derechos. Y cuestionar los prejuicios negativos como explica Efron, donde se carga a diferentes espacios, sujetos, prácticas de forma negativa; y se les exige a los jóvenes que realicen diferentes actividades.

  11. En torno al reciente debate acerca de la posible reforma para bajar la edad de imputabilidad, podemos ver diversas posiciones de distintos funcionarios/as y entidades.
    http://www.lanacion.com.ar/1973154-el-gobierno-abrio-el-debate-sobre-la-baja-en-la-edad-de-imputabilidad
    Podemos ver postulados a favor de la baja de la edad de imputabilidad en las expresiones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien dio a conocer la decisión del Gobierno de abrir el debate de la edad de imputabilidad para bajarla a los 14 años.
    En esta misma nota, y entre los postulados en contra, tenemos principalmente a Margarita Stolbizer, que dijo que “La baja de imputabilidad para que un pibe de 14 años vaya preso también es una medida populista y demagógica”.
    Sergio Massa, ordenó no contradecir a Stolbizer. Y Daniel Arroyo, ex ministro de desarrollo social, defendiendo la misma posición “Señaló que la baja en la edad de imputabilidad no dio resultado en otros países y que necesita, como paso previo, una mejora en la educación, la inclusión, la justicia y la policía”.
    Además, en la nota, se explicita que de los proyectos apuntados a bajar la edad de imputabilidad, uno de ellos es comandado por la líder de la coalición cívica, Elisa Carrió, quien afirmó que “se debe evitar que los adolescentes sean convertidos “en mano de obra de las organizaciones criminales”.”
    Unicef y funcionarios de esta organización, se mostraron absolutamente en contra de esta medida, argumentando que aprobar esto sería retroceder como sociedad.
    El presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Lipera dijo: “Estoy de acuerdo porque no es lo mismo un chico de 14 hoy que uno de esa edad hace 30 años”.
    Además en esta nota, se pueden ver dos vídeos: uno en el que habla Garavano, el ministro de Justicia, y otro donde se realiza una “encuesta” en una estación de tren.
    Agregado a esto, una estadística de la cual la fuente es Unicef, que explicita que Argentina es el país con mayor delincuencia juvenil de América Latina.
    La posición de Unicef al respecto: https://www.unicef.org/argentina/spanish/media_35638.html
    “La mesa de trabajo convocada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para debatir sobre el régimen de justicia penal juvenil instó ayer a no bajar la edad de imputabilidad. La mayoría de los referentes que integraron la mesa – juristas, académicos, representantes de las provincias, organizaciones civiles y legisladores coincidieron en la necesidad de reforzar el sistema de protección y mantener en 16 años la edad mínima de responsabilidad penal de los adolescentes.
    La edad de imputabilidad fue el eje de la octava y última jornada de debate, en el marco del programa Justicia 2020. El objetivo de estos encuentros, que se desarrollaron durante el mes de febrero, fue generar insumos para la elaboración de un anteproyecto de ley para un Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil.
    La Representante de UNICEF Argentina, Florence Bauer, participó de la mesa de ayer y exhortó a la comisión redactora de la ley, de la que el organismo también es parte, a considerar los insumos generados por los especialistas en todas las mesas realizadas.
    Asimismo recomendó que para que el proceso de redacción de la ley sea exitoso es central que no se realice de forma apresurada, que se debata ampliamente y manifestó su preocupación por el apuro en generar una anteproyecto de ley en pocos días con el riesgo de perder lo trabajado en este proceso, y en debates anteriores, teniendo en cuenta la complejidad de la temática.
    También destacó la necesidad de contar con un sistema de justicia especializada que privilegie un abordaje socioeducativo en todas las instancias del proceso penal. “Es sumamente importante que Argentina tenga una Ley de Justicia Penal Juvenil en línea con los estándares internacionales –indicó Florence Bauer-. Se requiere un sistema de justicia especializado con un enfoque de reinserción social, que ofrezca a los adolescentes oportunidades educativas, de formación laboral y recreativas para facilitar su rehabilitación”.
    “La edad de imputabilidad es un elemento importante de la Ley de Justicia Penal Juvenil que tiene que ser tratado en conjunto con los otros aspectos de la Ley y no de manera aislada. En Argentina la reforma del sistema de Justicia Penal Juvenil no requiere bajar la edad de imputabilidad, algo que podría ser interpretado como un retroceso en materia de derechos humanos y como una medida regresiva”, afirmó Florence Bauer, Representante de UNICEF Argentina. Y agregó “La evidencia generada a partir de experiencias internacionales demuestra que la estrategia de disminuir la edad de imputabilidad no es una medida efectiva en el combate a la inseguridad”.
    Los referentes que participaron en la mesa sobre edad de imputabilidad coincidieron en reforzar las políticas sociales que promueven la inclusión, educación, el deporte y la salud de los adolescentes como estrategia para lograr la prevención del delito juvenil. El sistema penal no fue creado para dar respuesta a problemas que corresponden a las políticas sociales: los especialistas convocados coincidieron en señalar que el Estado debe activar la prevención antes que la represión, para que el adolescente no vuelva a cometer delitos.
    La reunión llevada a cabo en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos contó con la presencia de autoridades de la Secretaría de Política Criminal, de la Defensoría General de la Nación, defensorías oficiales, de Defensorías del Niño todo el país y de la Procuración Penitenciaria. Además, hubo participación de diputados nacionales, funcionarios de Justicia de diferentes provincias, Secretarías de Niñez provinciales, magistrados de todo el país, SEDRONAR, Asociación ANDHES, Usina de Justicia y otros familiares de víctimas, Fundación Sur, Asociación Civil Doncel, Sociedad Argentina de Pediatría, investigadores y académicos nacionales e internacionales, el Observatorio de Adolescentes y Jóvenes del Instituto Gino Germani, entre otros actores importantes. Se destacó la presencia de Nora Cortiñas, miembro de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, y de un grupo de niños, niñas y adolescentes que leyeron un documento consensuado por las coaliciones de organizaciones sociales, que se manifestaron en contra de bajar la edad de punibilidad. Afuera del recinto se manifestaron alrededor de 800 jóvenes de organizaciones sociales, programas sociales y sindicatos con la misma idea.
    Las ocho mesas de debate para la elaboración de un Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil abordaron temas vinculados a las medidas alternativas a la privación de libertad, delitos y sanciones acordes a la Convención sobre los Derechos del Niño y condiciones de detención que fomenten la reinserción, entre otros.”
    Sobre la posición del ministro de Justicia y la ministra de Seguridad:
    Como miembros del actual gobierno, no sorprende la postura tomada por este funcionario y esta funcionaria, debido a que el oficialismo desde su asunción ha tomado medidas de las cuales lo mínimo que puedo opinar es que son retrógradas, autoritarias, criminalizadoras y discriminadoras. La ministra Bullrich es responsable de las últimas represiones policiales en manifestaciones de todo tipo y de recrudecer el accionar policial violento, apuntado a amedrentar a los pibes y las pibas de los barrios. De esta manera se desató una fuerte actitud de criminalización de la protesta y de las clases populares, generando no solo hechos puntuales de violencia, sino también un fuerte impacto en la consciencia colectiva que tiene la sociedad el respecto, fogoneado, por supuesto, desde los medios masivos de comunicación.
    En otra nota del mismo diario (http://www.lanacion.com.ar/1987968-mauricio-macri-anunciara-la-baja-en-la-edad-de-imputabilidad-el-proximo-miercoles), Garavano explicita cuestiones relacionadas a las sanciones: “Estamos pensando también en las sanciones. En homicidios, violaciones, o secuestros extorsivos, lamentablemente, la sanción tiene que ser privación de la libertad”.
    Sobre las críticas de Margarita Stolbizer:
    En primer lugar, creo que es contradictorio y confuso el término “populista” que utiliza Stolbizer para describir esta medida. En mi opinión, esta medida no tiene absolutamente nada de populista, sino todo lo contrario: en una medida antipopular. Supongo que la utilización de este término en este caso, tiene que ver con una connotación negativa que Margarita Stolbizer le adjudica a los movimientos populares, a los “populismos”. Pero sin lugar a dudas, esta medida no podría estar más lejos de ir en esa dirección. De todas maneras, es interesante ver que una funcionaria a la que desde hace algunos años venimos viendo mucho más cerca del actual gobierno que del anterior, se ponga en contra de esta medida impulsada por dicha gestión.
    En otro nota de La Nación (http://www.lanacion.com.ar/1972880-el-gobierno-impulsara-un-debate-sobre-la-baja-de-la-edad-de-imputabilidad-de-los-menores) dijo: “Lo importante es que se discuta y se cambie el régimen penal juvenil. Esa es la clave, más allá del tema de la edad o no. Hay que trabajar sobre el tratamiento, el abordaje temprano, fijar reglas claras, que hoy no existen en materia del régimen penal juvenil”.
    La posición un tanto tibia de Sergio Massa, desconcierta un poco ya que esta medida fue una de sus principales promesas de campaña.
    Creo también, que es importante destacar el medio que comunica como un actor que sin lugar a dudas tiene una posición tomada al respecto. Esto se deja entrever por ejemplo, en el video donde se realiza la “encuesta”. Las posiciones rescatadas en dicho video (sin fundamentos demasiado convincentes) están en su mayoría a favor de la baja de imputabilidad.
    No debemos ser tan ingenuos/as de creer que un diario como La Nación realiza una encuesta de esta índole inocentemente. El impacto que tienen los medios en la formación misma de la opinión pública, y los intereses económicos, políticos e ideológicos que se juegan constantemente, relucen en esta temática y particularmente en esta discusión por donde miremos.
    Podemos ver que varias de las personas que participaron de este debate, tanto algunos/as que están a favor como otros/as que están en contra de la medida, sugieren que lo mejor sería abordar las problemáticas que involucran a los/as jóvenes, tempranamente antes de que pasen a instancias donde se dan situaciones que infringen la ley. En este sentido, podemos retomar una frase de Gonzalo A. Saravi, quien habla de “incrementar nuestra capacidad de anticipar procesos de exclusión social”.
    En un encuentro anterior, ya había pensado sobre esta cita. Me parece absolutamente valiosa para pensar cómo, como estudiantes, profesionales, y militantes comprometidos/as, podemos generar herramientas y crear sensibilidades para poder anticipar esos procesos. Es un interrogante que creo, nos invita a profundizar, repensar y resignificar nuestro conocimiento y nuestras estrategias para encontrar diferentes vías alternativas, en un primer momento a lo que es la exclusión de nuestros/as pibes/as, y en un segundo momento, para evitar las sanciones y los componentes punitivos en el accionar del Estado, que lejos está, de preocuparse por alejar a los/as más humildes de la segregación y la marginación.
    Por otra parte, pienso que el argumento que el ministro de Justicia utiliza al decir que la ley que tenemos actualmente es de la dictadura, en su discurso no encuadra con lo que significaría dicha reforma. Si su intención es reformarla porque la que tenemos actualmente es retrógrada y arcaica, y tiene componentes ideológicos peyorativos acerca de la concepción de “menor” y de la peligrosidad de los/as jóvenes, bajar la edad de imputabilidad a los 14 años, no hace más que reivindicar esas ideas de peligrosidad, y formar una imagen colectiva muy dura y negativa hacia esos/as jóvenes. Sin mencionar que con la reforma se recrudecerían las penas orientadas a la privación de la libertad.
    Considero que, de alguna manera, bajar la edad de la imputabilidad sería, para el gobierno, la salida “fácil” a todas las crisis que no ha podido resolver. En palabras de Kessler y Merklen, la desinstitucionalización que vivimos en el presente, lleva a incrementar la delincuencia, la desregulación del mercado de trabajo y de los sistemas de protección, así como también el descreimiento absoluto de los sistemas educativos. Y no se trata de solucionar estos conflictos con una nueva reinstitucionalización, sino de pensar qué tipo de instituciones queremos y/o necesitamos.
    Para finalizar, quisiera introducir en este análisis, una entrevista que realiza Ximena Shinca a la socióloga Silvia Guemureman, quien investigó los proyectos de punibilidad juvenil presentados desde hace 20 años. Ella asegura que esta discusión es un “arma de doble filo”, que “pega en campaña”, pero que aunque el sentido común supone lo contrario, también “pianta votos”. “En 2013, el tema lo agitó Insaurralde y, aunque del mismo FpV lo salieron a callar, muchos como Scioli habían hecho declaraciones públicas sobre la necesidad de bajar la edad”.
    La investigadora sostiene que incluso en contextos más progresistas, el debate y la intención de ciertos sectores de reformar la ley, siempre ha estado presente, y que afortunadamente no lo han conseguido.
    Retomando una de las ideas anteriores, Silvia, opina que es necesarios “sensibilizar a la sociedad para que se entienda que la cantidad de chicos que comete delitos graves y que no son imputables no es representativa. Además, hay que desterrar la idea de que se trata de una cuestión de segmentos sociales, de que los chicos que cometen crímenes son los pobres.”

  12. En el articulo seleccionado del sitio(http://grupoemedios.com/2017/01/04/voces-a-favor-y-en-contra-baja-de-la-edad-de-imputabilidad-demagogia-o-necesidad/) se pueden observar las posiciones a favor y en contra sobre la baja de imputabilidad de 16 años a 14. Las personas que estan en contra argumentan que esta medida es aplicada simplemente para las familias con bajos recursos y no se aplicaria para los hijos de las personas con mayores poderes adquisitivos, que al bajar la imputabilidad se esta criminalizando la pobreza, y que en los paises que se efectivizo no dio muy buenos resultados. Como ya comentamos en el trabajo pasado al hacerse realidad la baja de imputabilidad en menores solo se les esta castigando sin tener en cuenta las causas que llevaron a ese delito ni las personas verdaderamente implicadas en dicho asunto ademas de violar el derecho a la infancia
    Con la baja de imputabilidad los que estan en favor argumentan que se estan amoldando al momento historico que estamos transitando y que no es lo mismo un menor de este tiempo a un menor de hace 30 años, afirmando tambien que un menor de 14 o 15 años sabe perfectamente lo que esta haciendo cuando comienza a delinquir

  13. “(…)Para el Secretario de Juventud de la CTA Rosario y referente de la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud, Guillermo Campana, la construcción de la inseguridad, “va de la mano de la construcción de un estado penal que abandona su faceta social para fortalecer la represiva, en la que se encuentra el sistema penal, carcelario y la policía. Es un gran negocio para un Estado que pretende seguir empobreciendo y marginalizando. La única forma de enfrentar desde ese mismo Estado la resistencia popular que genera esa política, pasa por fortalecer ese aparato represivo y punitivo descargándolo sobre los sectores más vulnerables: los pibes y los sectores populares que se organizan para resistir”.(…)”

    “(…)Es un segmento del que el Estado no se hace cargo porque incumple la ley existente que es de avanzada, (Ley de Protección Integral de Niños Niñas y Adolescentes 26.061). Desde 1990 la Comisión Interamericana por los Derechos de la Niñez, plantea que concibe como niño a toda persona hasta los 18 años, por lo que aquello que antes era una aberración, hoy es también anticonstitucional”, explicó Brufman.(…)”
    “(…)Desde ATE Rosario, organización impulsora y anfitriona del lanzamiento, la Secretaria Adjunta Lorena Almirón, consideró que hay una falta de institucionalidad desde el Estado, por ejemplo “en la Dirección Provincial de Niñez no hay estructura orgánica pese a que hace diez años está en funcionamiento, los lugares de alojamiento que son 44 en la provincia no cumplen los requisitos de seguridad e higiene”.
    “Hay un embate dirigido hacia los jóvenes, lo vimos en el ajuste impulsado desde el gobierno nacional cerrando cargos en orquestas infanto juveniles o cerrando dispositivos que trabajan con la problemática de adicciones en los barrios”, señaló Almirón.(…)”
    “(…)Hay un aprovechamiento por parte de la avanzada conservadora para generar un consenso represivo mediante el miedo de la gente, estigmatizando a los pibes. Quieren cortar el hilo por lo más delgado, no generando políticas públicas de índole social, educativas, para la inclusión. Es más fácil meter presos a los pibes y amontonarlos en una cárcel que construir clubes, espacios culturales, etcétera. Como club sabemos lo que cuesta que nos pongan las luces en la cancha o conseguir un subsidio para un par de guitarras. Pero a la hora de reprimir, la plata aparece”, relató Matías Marangoni, militante de CTA y Vicepresidente del Club Social y Deportivo Edgardo Montaldo.(…)
    http://ctasantafe.org/gran-lanzamiento-del-noalabaja-en-rosario/

    A favor

    “(…)Primero, es un dato: el menor alcanza a comprender la ilicitud de sus actos antes; esto implica que hay que analizar la edad límite de imputabilidad. Segundo: modificar la edad de imputabilidad no significa que en todos los casos el menor vaya a ser imputable. Se puede reducir la edad de imputabilidad, pero en algún caso demostrarse que el menor no tenía pleno conocimiento de la criminalidad de sus actos. Hay que ser flexible con esta posibilidad. Yo creo que, hoy, [el límite de] 14 años es razonable, siendo muy flexible en la posibilidad de que el defensor del menor acredite durante el proceso que no comprendió.(…)”
    fuente:
    http://www.lanacion.com.ar/1982138-a-favor-de-bajar-el-limite-en-la-edad-de-imputabilidad

    “(…)En ese sentido, aseguró que “es necesario generar un ajuste en la edad hacia abajo para que jóvenes que realmente cometen un homicidio asuman la responsabilidad, claramente de modo distinto que lo debiera asumir un adulto, pero que haya una asunción de responsabilidad”.(…)”
    fuente:
    http://www.lanacion.com.ar/1990220-garavano-insistio-en-bajar-la-edad-de-imputabilidad-a-los-14-anos

    “(…)A pesar de esto, Casares señaló que “la baja de la edad de imputabilidad no sería para todos los delitos y tampoco acarrearía necesariamente la privación de libertad. Se podría bajar la edad para los delitos más graves. Según los psicólogos y psiquiatras, un menor de 16 puede entender que matar está mal y quizá no lo que es un hurto, un robo. Tenemos que tratar de encerrar a la menor cantidad de chicos posibles”.(…)”
    fuente:
    http://www.lanacion.com.ar/1988099-el-gobierno-impulsara-la-baja-de-la-edad-de-imputabilidad

    “(…)Carrió propone la creación de un régimen de responsabilidad penal juvenil que abarca la franja entre los 14 y los 18 años, incorporando institutos jurídicos novedosos y relevantes: dispone un sistema de responsabilidad penal juvenil con todas las garantías sustantivas y procesales contenidas en la Constitución Nacional y los tratados internacionales.(…)”

    fuente:
    http://www.bigbangnews.com/politica/A-favor-y-en-contra-la-baja-de-imputabilidad-a-14-anos-abrio-un-fuerte-debate-20170104-0044.html

    En base a estos fragmentos rescatados de distintos medios de comunicación, podemos decir que quienes apuntan al “no a la baja”, entienden que la cuestión que llevo a pensar una reforma de la ley, de viene de que el Estado no fue (ni es), capaz de ejecutar las políticas que sean alternativas a la institucionalizan

  14. Encuentro virtual N° 3:
    A favor:
    – Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad): “El año próximo deberá tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil porque es una deuda que tiene la Argentina. Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos”
    – Elisa Carrió, diputada de la CC-ARI (parte del bloque de Cambiemos): apoyó la iniciativa del Gobierno. Y advirtió que la falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los adolescentes en “mano de obra de las organizaciones criminales”.
    – Guillermo Lipera, titular del Colegio de Abogados porteños: “Estoy de acuerdo porque no es lo mismo un chico de 14 hoy que hace 30 años, pero creo que debe ser un punto dentro de un conjunto de medidas”.
    En contra:
    – Jorge Burgos, diputado de la Democracia Cristiana (DC): expresó su preocupación por el aumento de delitos cometidos por menores de edad e insistió en la necesidad de aprobar una ley sobre responsabilidad penal juvenil orientada hacia la reinserción social. “Hay muchas cosas por hacer y creo que la ley de responsabilidad penal juvenil va a ayudar y hay que despacharla luego, en el sentido de una ley rehabilitadora, no sancionadora y creo que los senadores, particularmente los de derecha, están destruyendo el sentido de la ley, porque siempre simplifican las cosas; más cárcel. Como si el problema de los jóvenes se solucionara con más cárcel”.
    – Daniel Arroyo, dirigente del Frente Renovador: “no dio resultado bajar la edad de imputabilidad de los menores que cometen delitos de 16 a 14 años en los países donde se aplicó; y advirtió que si no se hace una reforma “integral” del sistema con soluciones a las adicciones y al hacinamiento en los institutos cada vez habrá más chicos presos que perfeccionarán su accionar delictivo”.
    – Pablo Lamberto, funcionario de Santa Fe: “la penas privativas de libertad como sanción sean la excepción en caso de extrema necesidad y no la regla. El Estado debe concretar políticas activas e integrales que intervengan desde la prevención, la contención y tiendan hacia la inclusión social, y que brinden respuestas desde una lógica participativa, creativa y desestigmatizante”.
    – Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social bonaerense y actual dirigente de su propio espacio político: “es un error arrancar por la discusión de la edad y pensar en bajar de 16 a 14 años. La Argentina tiene dos problemas graves en torno a los jóvenes que cometen delitos: están colapsados los institutos de menores y faltan centros de atención de adicciones. Bajar la edad de la imputación no resolverá el problema de la inseguridad”.
    En mi análisis y de acuerdo con aquellos que están en contra de la baja, como cite anteriormente, la medida no resolverá el problema de inseguridad ni de los jóvenes, la solución no es mas cárceles. El estado debería ser el encargado de buscar y concretar nuevas alternativas para la prevención, contención e inclusión de los jóvenes.
    Desde mi opinión bajar la edad de imputabilidad es una medida judicial demagogica y simple, que va en contra de los derechos de los niños, logrando aun más vulnerabilidad y discriminación en los mismos.

    http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/seguridad-ciudadana/burgos-acuso-a-la-alianza-de-estar-destruyendo-el-proyecto-de-imputabilidad-penal/2005-02-10/093136.html
    http://www.bigbangnews.com/politica/A-favor-y-en-contra-la-baja-de-imputabilidad-a-14-anos-abrio-un-fuerte-debate-20170104-0044.html
    http://www.rosarioplus.com/ennoticias/Mas-voces-se-suman-contra-la-baja-de-edad-de-imputabilidad-20170118-0024.html
    http://www.laizquierdadiario.com/spip.php?page=gacetilla-articulo&id_article=63625

  15. Leyendo los comentarios anteriores resulta difícil no reiterar los argumentos tanto a favor como en contra de la baja de la edad de punibilidad. Sin embargo se observa que predominan la cantidad de argumentos que se manifiestan a favor del no a la baja apelando a las normativas vigentes nacionales e internacionales (con fuerte hincapié en la necesidad de generar políticas de promoción y protección de derechos y que el abordaje desde lo penal sea siguiendo el principio de excepcionalidad), al bajo porcentajes de personas menores de edad involucradas en delitos y, además que se considera que estas medidas punitivas no aportarían a bajar las tasas de delitos cometidos por jóvenes. A su vez, se apelan a argumentos que poseen un fuerte trasfondo cultural que apunta a no reducir los problemas sociales a un sector, es decir a criminalizar a la juventud y a la pobreza, encasillándolos como los responsables de la inseguridad.
    Por otra parte, desde muchos sectores se exige un debate serio y responsable respecto de la temática a la vez que se resalta el carácter electoralista que atraviesa el debate.
    Entre quienes se encuentran a favor de la baja identificamos un discurso que se camufla de garantista que apela a la necesidad de regularizar la situación de aquellas personas menores de 16 años detenidas en lo que concierne al debido proceso, dando por supuesta la necesidad de sancionar punitivamente a los niños y niñas desde los 14 años. Por otro lado, no se puede negar el papel fundamental de los medios de comunicación como constructores de problemas y su incidencia en la formación de opinión pública presentando una mirada que carece de integralidad, pero que es uno de los discursos que se presenta como hegemónico.
    A la luz de lo escrito, más allá de manifestarnos a favor del no a la baja creemos necesario seguir promoviendo políticas de promoción y protección de derechos para todos/as para los/las niños, niñas y adolescentes; a la vez que discutir una reforma en el régimen penal juvenil vigente que se ajuste a la perspectiva de derechos.

  16. Actividad numero 3:

    La decisión del Gobierno de abrir un debate sobre la baja en la edad de la imputabilidad de los menores que delinquen cosechó adhesiones y rechazos en representantes de todo el arco político

    Voces “A favor” de la baja

    La líder de la Coalición Cívica Elisa Carrio, confirmó hoy que apoyará la baja de la edad de imputabilidad. Elisa Carrió señaló hoy que “somos autoras del proyecto del régimen penal adolescente desde los catorce años. Eso lo hicimos en el año 98. Los chicos tienen que ir a juicio, tienen que decir para quién roba. Con el cuento de que son menores es muy fácil”.

    Carrió de este modo, adelantó la postura de su bloque cuando suceda la discusión aún pendiente en la Cámara baja. La legisladora y candidata presidencial aseguró que “creo en un régimen penal alternativo, creo que todos somos responsables. Tienen que ir a juicio, tienen que tener un abogado defensor porque son ciudadanos”.

    Daniel Scioli, también expuso su postura acerca de la problematica, y dijo que “esperemos que se dé el debate en la Cámara de Diputados para tener un marco jurídico que permita abordar esta problemática. Estamos enfrentando características de violencia y de delito que exigen que vayamos readecuando la legislación vigente”.
    Así, el mandatario provincial ratificó su posición sobre este tema que ha recobrado vigencia y despertó también a sectores de la oposición, algunos que incluso han pedido que la Presidenta de la Nación convoque a sesiones extraordinarias en la Cámara de Diputados por este tema.

    En contra

    La diputada Margarita Stolbizer cuestiono este debate sobre la baja de de edad de imputabilidad de menores, y arremetio contra el presidente Mauricio Macri, solicitando que se preocupen por la mejora de la calidad de la educación en vez de la baja de edad la imputabilidad, al igual que la ministra de seguridad Patricia Bullrich. La ministra se encuentra acompañada por su par en justicia German Garavano el cual manifestó que “hay una situación en la franja de los 15 años” que “debe ser abordada abordada por la ley, pero en base a consensos con Unicef y todo el arco político”, mientras que Bullrich indicó que se trata de “una deuda” que hay que encarar.

    De acuerdo al analisis, como ya mencione anteriormente, estoy en contra de la baja, ya que esta medida no solucionara las problemáticas de inseguridad, sino que se deben elaborar otras alternativas que garanticen la inclusión y contención de los menores, por parte del Estado

    http://www.clarin.com/politica/Carrio-confirmo-apoyara-baja-imputabilidad_0_rJrP4Hv6vXe.html
    http://www.clarin.com/politica/Siguen-diferencias-Scioli-kirchnerismo-imputabilidad_0_rkveUwpPmx.html
    http://www.lanacion.com.ar/1972891-stolbizer-arremetio-contra-macri-por-la-baja-de-la-edad-de-imputabilidad-es-una-medida-demagogica
    http://www.perfil.com/politica/bullrich-deja-que-el-proyecto-de-la-baja-edad-de-imputabilidad-lo-resuelva-el-congreso.phtml

  17. En contra
    -Perez Esquivel: El referente de los Derechos Humanos consideró que, para prevenir el delito, “no hay nada mejor” que la plena aplicación de las leyes vigentes de protección y promoción de Derechos del niño, niñas y adolescentes. Así, pidió que se lleven a cabo programas y servicios eficaces que mejoren la situación de las niñas, niños y jóvenes para que puedan vivir en un mundo libre sin exclusión ni violencia
    – Luis Federico Arias: Se pronunció por “prevenir y resguardar los derechos de todos los jóvenes” en vez de “estar discutiendo medidas que son un clásico de la demagogia punitiva en tiempos electorales, y represivas”. “Estas ideas son un clásico de la demagogia punitiva cada vez que se acerca una elección. Los políticos empiezan a hablar de estos temas para conseguir la adhesión de la gente que necesita una respuesta para la inseguridad; e intentan demostrar que se están ocupando del problema cuando en realidad no es así. Si se ocuparan, lo que harían sería prevenir“, analizó.
    -María Elena Naddeo (Directora general de Niñez, Adolescencia y Género de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad): “Es necesario correr el eje de discusión sobre la baja de edad de imputabilidad dado que los adolescentes de 14 y 15 años son en su mayoría víctimas y no victimarios de las acciones de los adultos. Resulta imprescindible desarrollar políticas de inclusión social y educativa en los barrios de mayor vulnerabilidad social para prevenir la comisión de delitos. Concentrar la misma energía política con que se discute la cuestión penal para desarrollar programas de intervención con los chicos cuyas prácticas sociales puedan indicar mayor cercanía con situaciones de violencias.”
    -El colectivo Manifiesto Argentino: Alertaron que “estas políticas seguirán profundizando la exclusión (…) De hecho, está comprobado que la participación de adolescentes en delitos graves es ínfima en todo el país. Por lo tanto, la pretención de bajar la edad de imputabilidad en la agenda pública es un modo más de desviar la atención de los verdaderos problemas que aquejan a la ciudadanía y en particular a niños, niñas y adolescentes”.
    A favor
    -Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad): “El año próximo deberá tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil porque es una deuda que tiene la Argentina. Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos”
    – Eduardo Feinmann (periodista): “Adelante con la ley de baja de edad de imputabilidad. Quién sabe lo que es matar, sabrá lo que es pagar por ese crimen”, fue el primero de una serie de mensajes. “El menor que sale a robar, debe saber que tendrá que pagar con su libertad”, también expresó. En uno de sus mensajes más fuertes, Feinmann lanzó: “El imberbe delincuente y asesino, merece ir a la cárcel y ser juzgado como adulto”, indicó.
    -Alfredo Olmedo (candidato por el Frente Renovador): Considera penalmente responsables a los chicos desde los 14 años. El legislador se mostró en disidencia con el oficialismo. “No entiendo por qué van a esperar un año, es un tema urgente, se debería tratar ya”, disparó. Alfredo Olmedo avanzó aún más en sus ideas acerca de penar los delitos cometidos por jóvenes. En su opinión, para los inimputables, que deberían ser los menores de 14 años y no los de 16, no solo tendría que haber sanciones civiles (económicas) sino que también se debería hacer penalmente responsables (con sanciones de encarcelamiento) a sus padres.
    -Daniel Scioli: Como lo sostuve antes, lo sostengo ahora. Es necesaria la discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil”, señala el ex gobernador bonaerense. “Ese sistema prevé que en los delitos graves baje la edad de imputabilidad a los 14 años”, dijo Scioli
    La gestión de la inseguridad se ha convertido en un tema importante en la agenda de los medios de comunicación y en las campañas electorales. El debate actual respecto de la baja de la edad de punibilidad muestra los diversos argumentos que existen al respecto. En principio, considero que muchas de las posturas tienden a simplificar el análisis respecto de los jóvenes en relación con la delincuencia, al plantearlo de manera individualista, aislada y culpabilizadora. En este sentido, creo fundamental tener una mirada más macro de la situación en la cual se reconozca el trasfondo de la decisión de un joven de vincularse con la delincuencia. Según Kessler y Merklen (2013) “El impacto de la falta de trabajo estable y de estabilidad social en la familia y en los lazos comunitarios son el trasfondo en el cual el delito se expande (p:19). Existe una gran relación entre el incremento de la desigualdad, del desempleo y del delito contra la propiedad, así como también se ha demostrado que las tasas bajan cuando hay una mayor inversión en políticas sociales. Es por ello que concuerdo con que es imprescindible reforzar todos aquellos programas y políticas públicas que se direccionan a garantizar la plena implementación de los derechos de los niños, niñas y jóvenes y a generar oportunidades de desarrollo. El estado es responsable de la falta de políticas de prevención y atención en las situaciones de violencia, exclusión y vulneración de derechos. Tal como plantean Baleiro y Rosich (2002) “El ejercicio del poder punitivo del Estado encuentra en los jóvenes pobres buenos candidatos para sus políticas represivas. Pero malos destinatarios de las políticas sociales, no porque las rechacen, sino porque no les llegan” (p:1).
    Considero que bajar la edad de punibilidad seria regresivo teniendo en cuenta el principio de no regresividad y de progresividad. Si revisamos el sistema penal actual podemos reconocer que es discriminatorio, selectivo y estigmatizante, y con una gran impronta clasista por la cual no persigue a todos por igual. A su vez, las condiciones en la cual las instituciones de encierro se encuentran son deplorables, sumado a que este sistema viola cotidianamente los derechos y garantías de aquellos jóvenes que se encuentran privados de su libertad. Por ultimo, la decisión de bajar la edad de punibilidad no se direccionara a reducir los delitos ni a mejorar la seguridad de la sociedad, sino que habilitara a que las fuerzas de seguridad hostiguen a jóvenes que según las estadísticas tienen una muy baja participación en los delitos

  18. Los debates en torno a la discusión de responsabilidad penal juvenil en el país que hay posiciones a favor y en contra que involucra con declaraciones de partidos políticos, bloques y políticos que dan una posición.
    A continuación en una pagina de internet encontré una declaración sobre el tema del ministro de justicia Garavano “Los jóvenes son victimas y victimarios de delitos y tenemos que trabajar para poner fin a una ley que se sanciono durante la dictadura y que no se cumple. debemos salir de los antagonismos y discutir sobre cuando y donde debemos poner el peso de la prueba”. Me parece interesante el planteo porque contiene ambigüedad en la acordamos en el argumento que es una ley sancionada en dictadura y que hay una necesidad de trabajar sobre la ley 22278, pero a su vez tiene que ser progresivo y adecuado a las convenciones y las leyes sancionadas en los últimos diez años, que contenga la integralidad que se viene planteando. Por lo contrario será contradictorio inaplicable. Aunque Garavano y otros sectores estén a favor de bajar la edad de imputabilidad, esta cuestión sigue en debate y tensión.
    El juez Federico Arias ” En años electorales desempolva el manual de la demagogia punitiva” “responde el año electoral, y es mas que nada, propagandístico” amplio el magistrado en radio nacional donde se pronuncio además por prevenir y resguardar los derechos de todos los jóvenes” en vez de estar discutiendo medidas que son un clásico de la demagogia punitiva en tiempos electorales y represivas”. No hay duda que es un año electoral y a pesar de intento de consenso que no tuvo éxito a lo cual queda pospuesto para después de las elecciones y han sido muy claros en este sentido. Retomo a Efron en como analiza la cuestión de “el poder y su estructura de acuerdo con la resistencia que se le confronta o, dicho en otras palabras, el poder y su resistencia son las cars de una misma circunstancia”. En el que el poder hegemónico manipula la información y a pesar de varias mecanismos de dominación, la resistencia continua y también argumenta porque no a la baja, no es la solución si ya tenemos falencias de la ley, las instituciones etc, sobre las que es fundamental trabajar y repensar.
    Por otro lado revise el twets del frente renovador
    Sergio Massa ” Fui el primero en plantear la necesidad de la baja de la edad de imputabilidad y agradezco al gobierno que tome nuestra iniciativa para empezar a resolver este flagelo. Pero tanto Margarita como yo estamos convencidos de que la baja de edad solo es sin duda, un golpe de efecto que no resuelve el problema”. Es explicito en favor de la baja, y como referente de un bloque que en las ultimas elecciones tuvo una importante participación.
    A pesar de en estos últimos tiempos no exponerse a hablar sobre el tema dado a las tensiones que se ha desarrollado en el seno de la sociedad Argentina y que incomoda a sectores que están pesando en las elecciones . Me pareció interesante buscar un fragmento de este partido.

    Fuentes:
    twetspor@frenterenovador

    Grupo medios .com// voces a favor y en contra baja de imputabilidad. Demagogia o necesidad.

    http://www.mdzol.com//los argumentos de Garavano para bajar la edad de imputabilidad.

  19. A FAVOR:
    Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad): “Se va a discutir en el marco de la comisión. Hay actores, como Unicef, que se oponen. Tenemos información empírica detallada de la relación de los jóvenes de 14 y 15 años con el delito”
    Germán Garavano (Ministro de Justicia):”La falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los jóvenes en mano de obra de grupos criminales”
    Elisa Carrió: “En el Código de Cristina Kirchner, que acompañó Mauricio Macri, se excluían a menores de 18 años. Las contradicciones confirman teorema Baglini. Macri debería dejar de buscar títulos en los diarios y tratar el Código presentado por el Frente Renovador”
    Graciela Camaño (Frente Renovador): “Como lo sostuve antes, lo sostengo ahora. Es necesaria la discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil”
    EN CONTRA
    Julián Domínguez (Peronismo bonaerense): “La baja podría debatirse pero en un contexto donde primero damos vuelta la secundaria, hacemos oficios, que la Justicia funcione, que la policía sea amigable. Si reducimos el tema a la edad habrá cada vez más chicos presos, perfeccionándose en el delito en lugares sin posibilidad de reinserción”

    Daniel Arroyo (ex ministro de Desarrollo Social bonaerense -Frente Renovador): “El Gobierno pretende bajar la edad de la imputabilidad para profundizar su política de criminalización y de cárcel para la juventud”
    La oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, María Angeles Musraca : “Bajar la edad de imputabilidad de los menores es dar un paso atrás, retroceder. A Unicef le interesa que se trabaje en la ampliación de medidas alternativas a la privación de la libertad”
    Fernando Cáceres, exfutbolista de la Selección Argentina: “Saliendo de la Villa Carlos Gardel, donde nací, crecí y fui feliz, cuatro adolescentes mayores de 15 años y menores de 18, quisieron robarme, hace 8 años. Me dispararon. Y ese balazo me produjo la pérdida de un ojo, además de la perforación del cráneo, que me dejó internado varios meses, antes de una larga rehabilitación. Todo fue muy duro y doloroso, sí, pero no por eso contarán conmigo para apoyar una baja en la edad de imputabilidad, porque no soluciona nada y porque sólo contribuye a seguir obturando las vías que necesitan los chicos para desarrollarse. Lo sé, porque yo fui uno de ellos”
    Iglesia católica.
    “en lugar de bajar la edad hay que crecer en la corresponsabilidad en todos los sectores de la sociedad” y se remarca que “es tiempo de mejorar los institutos de menores, que no sean escuelas del delito, sino espacios de contención, educación y de reinserción social”.
    Me parece interesante marcar como en estos discursos se disputa la hegemonía sobre como tratar el tema del delito en jóvenes. Si bien estos fragmentos los extraje de Internet, hay que tener en cuenta que uno de los medios de comunicación que más llega a la población es la tele, lugar donde en este último tiempo se estuvo estigmatizando y culpabilizando a los jóvenes que cometieron algún delito. De hecho, en el uso de la terminología, la forma en que cuentan o qué detalles remarcan (reiterativamente) queda de manifiesto esta constante relación de la delincuencia con la pobreza y el consumo problemático, generando una “mezcla” de cuestiones a debatir por separado.
    Por otro lado, es gratificante ver como los que estamos en contra de la baja nos damos el espacio de debate y lucha. Opino que el trabajo social tiene mucho terreno por el que avanzar, hacer valer su palabra y su marco teórico, ético y metodológico no solo ante esta temática sino ante profesionales de otras ramas.
    A su vez creo necesario que se promuevan políticas de protección de derechos de los niños/as, adolescentes/as; capacitaciones para los profesionales desde una perspectiva de derechos y seguir debatiendo sobre la reforma del régimen penal juvenil, también, bajo una perspectiva de derechos.

  20. A favor de la baja:
    -Ministro de Justicia, Germán Garavano. “La falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los jóvenes en mano de obra de grupos criminales”
    -El vicepresidente del PJ, Daniel Scioli , se mostró a favor de la propuesta del Gobierno al recordar que desde 2008 reclama “abrir una discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil” y bajar la edad de imputabilidad de menores en delitos graves. “Como lo sostuve antes, lo sostengo ahora. Es necesaria la discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil”
    -“El año próximo deberá tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil porque es una deuda que tiene la Argentina. Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos” Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad)
    -“Se va a discutir en el marco de la comisión. Hay actores, como Unicef, que se oponen. Tenemos información empírica detallada de la relación de los jóvenes de 14 y 15 años con el delito” Elisa Carrió (CC-ARI)
    En contra
    -María Ángeles Misuraca, oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, consideró que “la normativa vigente (ley 22.278) es incompatible con los derechos de los niños. Se trata de una ley elaborada durante la dictadura, de corte tutorial, que es necesario modificar”.
    -“La baja de imputabilidad para que un pibe de 14 años vaya preso también es una medida populista y demagógica” Margarita Stolbizer (GEN)
    -“La baja podría debatirse pero en un contexto donde primero damos vuelta la secundaria, hacemos oficios, que la Justicia funcione, que la policía sea amigable. Si reducimos el tema a la edad habrá cada vez más chicos presos, perfeccionándose en el delito en lugares sin posibilidad de reinserción” Daniel Arroyo (ex ministro de Desarrollo Social bonaerense -Frente Renovador)
    -“El Gobierno pretende bajar la edad de la imputabilidad para profundizar su política de criminalización y de cárcel para la juventud” Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda)
    -“La respuesta a los problemas de seguridad no pasa por bajar la edad de imputabilidad de niños y adolescentes” Andrés Larroque (Frente para la Victoria)
    A partir de las declaraciones a favor y en contra de la baja de la edad de imputabilidad, coincido con los argumentos de no bajar la edad, ya que sería ir en contra del principio de no regresividad, y de progresividad que plantea el Derecho Internacional de los Derechos Humanos es decir, seria regresivo: está prohibido regresar a instancias anteriores de la cobertura de un derecho, y sólo se puede avanzar en dicha cobertura. Además, como plantea El Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos. (Cepoc) no se trata de sancionar más leyes sino de cumplir las que ya existen. La Convención sobre los Derechos del Niño y la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Ley 26.061) tienen plena vigencia, así como todos los tratados internacionales de derechos humanos que establecen todos los derechos a los que son acreedores cada niño y cada niña que vive en nuestro país. Sin embargo, millones de ellos carece de condiciones básicas de existencia. Como futuros trabajadores sociales, debemos tener un posicionamiento ético – político que tenga como horizonte y objetivo defender los derechos de los niños y niñas, apostar a la creación de espacios que contengan a los jóvenes, ofreciéndoles diferentes actividades educativas, culturales, potenciando sus gustos, intereses, y deseos.

    Fuente:
    http://www.primereando.com.ar/los-diez-argumentos-esenciales-de-porque-bajar-la-edad-de-imputabilidad-es-un-retroceso-judicial-y-estatal/

    http://www.bigbangnews.com/politica/A-favor-y-en-contra-la-baja-de-imputabilidad-a-14-anos-abrio-un-fuerte-debate-20170104-0044.html

  21. En diferentes momentos, las discusión respecto a la edad de imputabilidad (respondiendo a determinados intereses) ha ocupado un lugar central en la agenda gubernamental. A partir del debate propuesto por el gobierno actual, múltiples actores se han posicionado a favor o en contra frente a la posibilidad de bajar la edad de imputabilidad.
    Entre quienes se manifiestan a favor, es posible mencionar a:
    *Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad), quien plantea en términos de deuda la reforma del régimen Penal Juvenil, y la necesidad de castigar a menores de edad que entre los 14 y 15 años cometan delitos.
    *Germán Garavano (Ministro de Justicia), expresó que la discusión se dará en el marco de una comisión, y a pesar de la existencia de actores que se oponen, referenciando a UNICEF, existe información empírica que detalla la existencia de jóvenes de 14 y 15 años relacionados con el delito.
    Daniel Scioli (Vicepresidente del PJ), manifestándose a favor, recordó que en año 2008 propuso “abrir una discusión para consensuar una nueva ley penal juvenil y bajar la edad de imputabilidad de menores en delitos graves”.
    Entre quienes se han manifestado en contra, se encuentran:
    *Margarita Stolbizer (GEN)”La baja de edad de imputabilidad para que un pibe de 14 años vaya preso es una medida populista y demagógica”.
    *Julián domínguez (Peronismo Bonaerense), afirmó que “pretender bajar la edad de imputabilidad a 14 años es pensar que el fuego se apaga con nafta”.
    Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda) planteó ” el gobierno pretende bajar la edad de imputabilidad para profundizar su política de criminalización y de cárcel para la juventud”.

    Entedemos que en el contexto actual, donde la sociedad demanda al gobierno mayor seguridad, es estrátegico poner en el centro del debate la discusión respecto a la edad de imputabilidad. Sin fundamentar el análisis, el castigo a jóvenes se presenta como la medida más apropiada y necesaria.
    Lejos de proponer intervenciones de carácter integral, se fragmenta la problemática y se proponen prácticas orientadas a generalizar a partir del establecimiento de relaciones causales. Esto se evidencia en la ausencia de políticas direccionadas a la inclusión, igualdad en el acceso (en términos de salud, educación, alimentación, vivienda), a mejorar las condiciones de vida de niñ@s y adolescentes.

  22. Argumentos en contra de la baja de la edad de imputabilidad:
    Centro de Estudios en Política Criminal (CEPOC), creado por los abogados María Laura Böhm, Claudia Cesaroni, Mariano D’Ambrosio y Mariano Gutiérrez, brindaron diez razones por las que no se debe bajar la edad mínima de responsabilidad penal.
    1- Porque sería regresivo.

    2- Porque el único objetivo es el castigo.

    3- Porque no es cierto que sea el único modo de brindar garantías a los adolescentes de 14 y 15 años.

    4- Porque no se trata de sancionar más leyes sino de cumplir las que ya existen.

    5- Porque la cantidad de adolescentes de 14 y 15 años que cometen delitos graves es ínfima.

    6- Porque si el Estado no es capaz de controlar las instituciones de encierro, mucho menos podrá controlar las que piensa crear.

    7- Porque el sistema penal es discriminatorio, selectivo y estigmatizante.
    8- Porque los pibes son el eslabón más débil de los grupos delictivos y las empresas criminales.

    9- Porque las penas previstas no son intocables.

    10- Porque van a meter presos a las principales víctimas del neoliberalismo que la sociedad votó y aceptó durante una década.

    Julián Domínguez (Peronismo bonaerense “Pretender bajar la edad de imputabilidad a 14 años es pensar que el fuego se apaga con nafta”
    Daniel Arroyo (ex ministro de Desarrollo Social bonaerense -Frente Renovador): “La baja podría debatirse pero en un contexto donde primero damos vuelta la secundaria, hacemos oficios, que la Justicia funcione, que la policía sea amigable. Si reducimos el tema a la edad habrá cada vez más chicos presos, perfeccionándose en el delito en lugares sin posibilidad de reinserción”
    Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda): “El Gobierno pretende bajar la edad de la imputabilidad para profundizar su política de criminalización y de cárcel para la juventud”
    Andrés Larroque (Frente para la Victoria): “La respuesta a los problemas de seguridad no pasa por bajar la edad de imputabilidad de niños y adolescentes”
    Alberto Fernández (Ex jefe de Gabinete): “El problema no son los menores; los delitos cometidos por menores de edad son un 5%”

    A favor de bajar la edad de imputabilidad:

    Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad): “El año próximo deberá tratarse una reforma del Régimen Penal Juvenil porque es una deuda que tiene la Argentina. Es una deuda que tenemos que encarar, porque es muy importante que aquellas personas menores, de entre 14 y 16 años, tengan una sanción cuando cometen este tipo de delitos”

    Germán Garavano (Ministro de Justicia): “Se va a discutir en el marco de la comisión. Hay actores, como Unicef, que se oponen. Tenemos información empírica detallada de la relación de los jóvenes de 14 y 15 años con el delito”

    Elisa Carrió (CC-ARI): “La falta de un régimen de responsabilidad penal juvenil convierte a los jóvenes en mano de obra de grupos criminales”

    Graciela Camaño (Frente Renovador): “En el Código de Cristina Kirchner, que acompañó Mauricio Macri, se excluían a menores de 18 años. Las contradicciones confirman teorema Baglini. Macri debería dejar de buscar títulos en los diarios y tratar el Código presentado por el Frente Renovador”

    Como es posible evidenciar en la postura que se manifiesta a favor de bajar la edad imputabilidad, no hay argumentos claros, en el sentido de cifras reales que puedan argumentar la baja de edad de imputabilidad. Por el contrario, aparece en el escenario político sólo con el fin de continuar justificando la “inseguridad” generada, según el gobierno actual, por los sectores más vulnerables, que en lugar de generarse trabajo digno, políticas para vivir de manera digna y justa, se genera este debate mediático el cual busca convertirse en ley y va en contra de los derechos de los/as niños/as, y adolescentes.
    Como lo menciona Cillero (2007) “La evolución actual del pensamiento jurídico permite afirmar que tras la noción de derechos humanos subyace la idea de que todas las personas, incluidos los niños, gozan de los derechos consagrados para los seres humanos y que es deber de los Estados promover y garantizar su efectiva protección igualitaria. Por su parte, en virtud del citado principio de igualdad, se reconoce la existencia de protecciones jurídicas y derechos específicos de ciertos grupos de personas, entre los que están los niños”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>