Bienvenidxs a nuestro blog

Bienvenidxs al Blog de la asignatura Psicología, del Bachillerato de Bellas Artes, UNLP. En este espacio podrán encontrar material diverso que complementa el trabajo en clase.

¿De qué se trata la asignatura Psicología?

Esta es una pregunta que todos los años nos reiteran nuestrxs estudiantes de 6to año. Psicología es una asignatura que produce curiosidad. Todxs, de alguna u otra manera, consideran que se trata de un campo de saberes que remite a un conocimiento sobre los seres humanos: es decir, sobre nosotrxs mismxs. Así, las primeras aproximaciones que suelen hacer nuestrxs estudiantes consisten en caracterizarla como el estudio de “la mente”, “el comportamiento”, “lo inconciente”, “la inteligencia”, entre otras. También, se reconoce a la Psicología como una disciplina práctica, fundamentalmente orientada al ámbito terapéutico, pero también ubicada dentro del ámbito escolar y laboral.

En esta asignatura, asumimos la tarea de explorar el campo de la Psicología en tanto disciplina encargada de describir, explicar y comprender la conducta humana de acuerdo con los puntos de mira de diferentes enfoques teóricos. Pero además consideramos que, si bien se trata de la construcción de un saber cuyo punto de partida es la especificidad disciplinar, esta tarea se continúa y se vincula con otras instancias de la formación de nuestrxs estudiantes; esto es, que remite a los contenidos de otras materias (tanto las generales como las específicas de los lenguajes artísticos). Así, adherimos a la idea de la transversalidad de los contenidos; es decir, concebimos que la multiplicidad de enfoques disciplinares no cierran los contenidos sino que los expanden, resignifican y enriquecenn. De esta manera pretendemos contribuir -desde el campo específico de la Psicología- a la formación más general e integral de nuestros estudiantes, en consonancia con el Proyecto Institucional del Bachillerato de Bellas Artes.

Creemos en la formación de estudiantes críticxs, lo cual supone comprender ciertos contenidos, desarrollar habilidades intelectuales como son la capacidad argumentativa y la utilización adecuada de un lenguaje específico. Esta tarea sólo es posible si somos capaces de llevar a cabo un diálogo racional, examinar dogmas y prejuicios, y aceptar posiciones distintas a las propias.