Propuesta inicial

La Sociedad Civil

Este siglo XXI,  nos encontró a los argentinos  viviendo una etapa de crisis y cambios. En ese proceso se  desarrollan distintas variables en ámbitos  educativos, sociales, culturales, económicos y políticos y  no podríamos explicar la incidencia de cada una de ellas  en términos binarios, de manera simple, porque intervienen en distinto tiempo, con disímil efecto, que califican los conflictos escalándolos, y sus efectos nos conmueven como sociedad y producen  incertidumbre, una sensación de falta de oportunidades  en cada uno.

Sin embargo, creemos que nosotros como miembros de la sociedad, podemos hacer mucho por mantener la cohesión  de los valores esenciales que nos mantienen como miembros de esta polis.

Sostenemos que desde este espacio podemos abrir  la posibilidad de desarrollar trabajos colaborativos, con sustento científico, para lograr  una visión estratégica que otorgue prioridad a la gestión de los conflictos  con un cambio de paradigma, el que proponemos desde la  Justicia Restaurativa.

Por medio de ese modelo de gestión de los conflictos, podremos junto a la comunidad iniciar  procesos de reconocimiento de los conflictos reales que generan violencia, obtener información sobre el pulso actual de los mismos,  y pensar  juntos  como mejorar las competencias para  su  conocimiento  cabal y su re significación.

Los conflictos se suelen redefinir  mejor con  más participación, con ideas nuevas que impulsen innovaciones  desarrollos y transformaciones  necesarias.

Esta  propuesta la ofrecemos de manera desinteresada para identificar los principales puntos de conflictos, los consensos y disensos que se generan a  su alrededor y pueden  aumentar la violencia obstruyendo la convivencia pacífica.

Sabemos que las instituciones, como las ideas, suelen cambiar mucho más despacio de lo que demandan los  conflictos y que esto suele cristalizarlos.

Desde la Cátedra vemos una oportunidad de hacer un dialogo con la comunidad que  marque la diferencia, que posibilite construir cursos de acción  donde la Responsabilización, la reparación y la reintegración  como ejes programáticos sean la guía de un proyecto colectivo. En el que nos identifiquemos desde los logros de mejores estándares  en la gestión de derechos  y de paz.

Directoras Docentes

Abogadas Silvana S.Paz- Silvina M. Paz

utopia 3

Justicia Restaurativa

                                       La Justicia Restauradora, es un modo diferente de pensar el conflicto social, el delito y sus consecuencias, se trata de una variedad de prácticas que buscan responder de un modo más constructivo que las respuesta que da el sistema punitivo tradicional, sea retributivo o rehabilitativo.

                                               Justicia  restauradora, responde a una ideología de trabajo, una forma de  acceso a justicia, centrada más  en la reparación de los vínculos sociales rotos por el hecho grave.

Estamos frente a un proceso restaurativo, toda vez que se les da a  los afectados la oportunidad de decir su historia, sus consecuencias, y sus necesidades, para intentar poner las cosas  en el lugar correcto, y siempre que esta oportunidad aparezca dentro del marco  del respeto absoluto a los derechos humanos. Por eso la Justicia Restaurativa,  no versa solo sobre el delito/ conflicto grave, sino sobre la paz  y el modo de iniciar junto a las personas un proceso de reflexión acción  no punitivo.

El cambio desde una Justicia Retributiva  hacia una Justicia  Restauradora supone un cambio de  prácticas, las restaurativas deben ser sistémicas y no situacionales, es por eso que la creación de esta  cátedra  se impone necesaria, a fin de crear sostener y fortalecer  esta filosofía de trabajo desde la Universidad Pública.

Bajo la noción de justicia restaurativa, la comunidad es la primera en responder a la situación disruptiva y el resto del sistema opera en apoyo de la comunidad, la autoridad legal debe afirmar la autoridad comunitaria.-

Desde la Catedra libre de “Justicia Restauradora y DH”, proponemos crear las condiciones para:

1.- Priorizar, antes que la sanción, las respuestas reparadoras haciendo que estas  puedan llevarse a cabo  tanto en espacios informales como en el seno de los procedimientos penales

2.-  Velar para que tanto,  en los procedimientos formales como en los informales, el respeto de los derechos humanos  y garantías constitucionales sea siempre escrupulosamente observado.

3.- La respuesta al delito, ya sea de naturaleza penal o  (hecho grave) extrajudicial debe contribuir a incrementar en la mayor  medida posible  la competencia  personal y social del autor, como así la reintegración comunitaria de la víctima y sus allegados.

4.-La clave (énfasis) está, en propiciar herramientas en post de la  responsabilizarían,  que procuren generar compromisos  que impacten en la mejora de  las relaciones interpersonales, mediante la autovaloración personal y el reconocimiento del otro.

5.-El proceso de reflexión acción restaurativo,  que trabajara en las consecuencias de lo sucedido, debe abarcar la reintegración social de la Victima y del ofensor, con el apoyo efectivo de la comunidad y el estado.

Se promoverás  procesos restaruativos  que busquen la trasformación del conflicto, con intervenciones tendientes a que los participantes desarrollen y/o actualicen capacidades y habilidades para “responder” antes que “reaccionar” frente a una situación percibida como amenazante o perjudicial, es decir, interactuar constructivamente, ejerciendo efectivamente el derecho humano a la Paz .

Equipo Docente Cátedra