arquitectura

La Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús
posee una planta longitudinal con atrio, construida en base al sistema tradicional de ladrillos portantes. Resuelta en tres naves y capilla lateral (construida en 1926), la nave principal remata en un ábside que alberga el Altar Mayor.
Este, junto a los altares de María Auxiliadora y de San José, fue diseñado por el arquitecto salesiano Ernesto Vespignani,a quien, en determinados casos, se le atribuye la autoría de la totalidad de la obra.imag nave princ

Los hermanos José y Ernesto Vespignani formaban parte de la comunidad salesiana. José se desempeñó como inspector en el ámbito de la provincia de Buenos Aires desde su llegada junto a la tercera expedición salesiana a Argentina, en diciembre de 1877 presidida por el padre Costamagna, cuando se hallaba al frente del Inspectorado el padre Francisco Bodratto.

La cubierta de las naves fue resuelta con bóvedas de crucería. Una arquería de medio punto sobre columnas monolíticas de granito rojo italiano enmarca el recorrido hacia el Altar Mayor, por encima de ella se desarrolla el claristorio.

La fachada del SCJ se caracterizada por la articulación de luces y sombras, refleja la organización del espacio interior. La presencia de contrafuertes, acentúa la partición en tres sectores. El sector central de la fachada concentra el mayor tratamiento, poniendo en crisis el sentido de verticalidad con el desarrollo de una galería, sobre el acceso al templo.
La torre campanario, construida sobre un lateral de la cabecera del templo, remata en una cúpula apuntada. Su desarrollo vertical contrasta con la horizontalidad del edificio. Soporta una cruz de once metros .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *