Google Classroom: utilizando tareas y el listado automático de calificaciones – Parte 4 4


Por Alejandro Batista

Con los envíos previos ya hemos podido tomar contacto con Classroom y su lógica, y hemos aprendido a utilizar “anuncios” y “preguntas”. En esta cuarta y última entrega, veremos cómo aprovechar su herramienta más potente: “tareas”.

Despapelizando las evaluaciones y actividades prácticas

Si con la opción “preguntas” pudimos crear una breve actividad mediante una pregunta corta o de opción múltiple, mediante “tareas” podremos llevar al formato digital todo tipo de trabajos prácticos y actividades de evaluación que deseemos implementar en el curso, sin necesidad de papeles. [1]

parte 4.1

La manera de crear una “tarea” es similar a la que vimos tanto en “anuncios” como en “preguntas”, es decir, a partir del menú que se habilita en el signo más (+) en la esquina inferior derecha.

La ventana emergente también es muy similar, pues tenemos la posibilidad de crear una “tarea” para todo el curso o para uno o más estudiantes determinados, colocar un título e instrucciones, definir una fecha límite de entrega y adjuntar material, archivos, videos de Youtube, enlaces, etc.

Pero, en esta oportunidad, al subir o seleccionar un documento para adjuntarlo, tendremos tres opciones sobre esos archivos que antes no teníamos. Y son las que permiten definir qué podrán hacer los estudiantes con ellos.

Así, tenemos estas alternativas para cada archivo [2]:

  1. Los alumnos pueden ver el archivo.
  2. Los alumnos pueden editar el archivo.
  3. Se puede hacer una copia para cada alumno.

parte4.2

Uno de esos documentos es elaborado previamente por el equipo docente. Allí estarán las consignas de la evaluación o trabajo práctico de que se trate [3].

Si elegimos la opción 2) daremos permiso a todos los destinatarios de la tarea, para que de modo colectivo puedan acceder y editar el documento. Se trata de una modalidad interesante para el trabajo colaborativo en línea, como puede ser elaborar apuntes o notas de las clases o realizar un trabajo práctico grupal.

La tercera opción es la que utilizaremos para trabajos o evaluaciones individuales, ya que, en este caso, cada estudiante recibe una copia del documento con las consignas y allí podrá redactar las respuestas pertinentes.

parte4.3

Veremos que, al crear esta copia, automáticamente se genera un nuevo documento por cada estudiante en la carpeta del curso en Drive, cuyo nombre se compone del nombre del estudiante y del nombre del archivo. Por ejemplo “Juan Perez – Parcial1-2C2017”, “Maria González – Parcial1-2C2017”. De esta forma podremos identificar, de manera sencilla, cada uno de los archivos enviados por nuestros estudiantes [4].

Los estudiantes, luego de completar las consignas, deben hacer clic en el botón “Entregar” para cumplir con la presentación. A su vez, el docente podrá ir apreciando en tiempo real la cantidad de trabajos entregados, qué estudiante lo ha hecho y quiénes aún no.

parte4.4

Dado que cada estudiante envía un documento diferente, a la hora de evaluar el docente accede a dicho archivo y puede abrirlo en Google Doc [5] con el fin de efectuar todos los comentarios que estime pertinente, así como marcas y correcciones varias [6].

Exportar a planilla de cálculo

Para terminar con las funciones disponibles el docente puede generar, en cada actividad o trabajo que plantee mediante “tareas”, una planilla de cálculo en Drive de manera automática, en la que se cargarán, también de manera automática, el listado de estudiantes, el nombre de la actividad y si se ha calificado con nota, la que corresponda a cada participante con sus respectivos promedios [7].

A modo de cierre

Google Classroom es una plataforma muy interesante para sistematizar y despapelizar las tareas en un curso, posibilitando una comunicación muy eficaz, gracias a que funciona tanto en modalidad web como con aplicaciones móviles para los principales sistemas operativos.

Si bien requiere una pequeña curva de aprendizaje, al integrar en un mismo espacio herramientas que ya conocemos y en algunos casos utilizamos, como Gmail, Drive, Docs, junto a otras disponibles como Forms, Keep, etc, en poco tiempo y con algo de práctica veremos los resultados.

Al tratarse de un ecosistema digital abierto, la comunidad de usuarios y desarrolladores va creando complementos gratuitos permanentemente para mejorar o potenciar sus opciones. Para aquellos docentes que gusten investigar y experimentar, el potencial de Classroom realmente no tiene techo.

Como crítica, al menos por ahora, faltaría incorporar la posibilidad para el docente de una “vista de estudiante”, para verificar de qué manera acceden y observan sus estudiantes lo que se va incorporando al curso o aula. También sería muy útil una función para “reutilizar” un aula, en la que el docente pueda archivar los trabajos, tareas y preguntas del curso que terminó, limpiando la lista de participantes y todos los anuncios, pero manteniendo el mismo espacio y directorio en Drive, para el nuevo curso.

Desde Docentes en línea esperamos que esta serie de artículos haya sido de interés y también de utilidad para nuestros lectores. Los invitamos a complementarlos con los videotutoriales sobre Classroom disponibles en Youtube, especialmente los del Canal Princippia [8].

 


 

[1] No se trata de auto-evaluación, sino de trabajos que los estudiantes envían y el docente revisa, evalúa con una calificación, además de efectuar una devolución.

[2] La primera de ellas es simplemente la que hemos utilizado antes, en la que se adjunta material para lectura, pero las otras dos permiten a los estudiantes editar y trabajar sobre el documento en cuestión.

[3] Si bien las tres opciones están disponibles para cualquier documento, lo importante es utilizar la variante “Hacer una copia para cada alumno”,  que contiene las consignas a trabajar. De modo que, como sucede en los exámenes impresos, cada cual recibe el suyo, pero además al entregarlo, automáticamente se genere el nombre del archivo con el del estudiante a quien corresponde.

[4] La mecánica de “presentación” y de “devolución” para las tareas es similar a la que ya hemos descrito al hablar de las “preguntas”, con algunas funciones adicionales.

[5] Otra posibilidad que tiene es generar un documento en formato PDF, para leer y comentar de esa manera. Si lo hace en una tableta, incluso puede hacer anotaciones manuscritas.

[6] Debajo de cada trabajo, como en las herramientas anteriores, hay un espacio para enviar comentarios de manera privada a cada estudiante, en el que se pueden complementar o resumir las correcciones efectuadas en el texto.

Finalmente, como en “preguntas”, puede calificar cada trabajo y “devolverlo” a los estudiantes para que puedan ver la calificación y las correcciones.

[7] Se trata de una opción realmente práctica, que permite llevar un registro actualizado de nuestro curso. (Al sumar “tareas”, los resultados se agregan a la misma planilla que, por supuesto, también podemos descargar en formato Excel, si lo deseamos.)

[8] Todos los videos del canal son recomendables, pero en el caso de Classroom específicamente, sugerimos comenzar con el siguiente: https://youtu.be/lzqex0u7850, que forma parte de una lista de reproducción sobre dicha herramienta.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

4 thoughts on “Google Classroom: utilizando tareas y el listado automático de calificaciones – Parte 4

  • Respuesta
    Luis Esquite

    Te felicito por el contenido muy bien explicado.
    Te comento que usaré de referencia el sitio y citaré tu nombre en un trabajo de Classroom que estoy realizando. Saludos

  • Respuesta
    MIGUEL ANGEL SUAREZ ALMEIRA

    Me parece excelente herramienta que permita reducir los niveles de papelería, ademas de la utilización de las TICs y el apoyo contra la contaminación ambiental, mucho agradeceré la posibilidad de contar con toda la información que me permita incorporarme a dicho grupo y así avanzar en la utilización de tan importante técnica en las aulas universitarias