Entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje, ¿cómo favorecen nuestra labor docente? Parte III 1


Tema del mes de septiembre de 2016

Por Scorians, Erica Elena y Vernet, Mercedes

En el artículo anterior del tema de este mes hemos fundamentado por qué es importante y necesario emplear los EVEA en nuestras prácticas profesionales. Ahora describiremos algunas de las herramientas que nos ofrecen y algunos modos de utilizarlas para favorecer nuestro trabajo.

 

¿Qué herramientas componen un EVEA?

 

Los docentes somos mediadores entre estudiantes y contenidos de diversas maneras y en diferentes entornos de enseñanza y aprendizaje. Como ya dijimos, en este artículo nos ocuparemos de ver cómo ser mediadores en un EVEA.

Por supuesto, diseñar actividades educativas en estos entornos no es completamente diferente de las actividades que realizamos día a día en las aulas físicas. Para llevarlas a cabo, debemos seleccionar la bibliografía, diseñar las tareas para los estudiantes, organizar un cronograma de trabajo, brindar a los estudiantes la posibilidad de despejar sus dudas, establecer criterios de evaluación, etc. Lo que cambia, en el caso de un EVEA, es el medio y, por tanto, las herramientas que tenemos a nuestra disposición. A continuación, enumeraremos los recursos que tiene un EVEA y que sirven tanto para cursos virtuales como para complementar clases presenciales.

Todos los EVEA tienen un espacio donde subir archivos con el contenido que desarrollaremos librosdurante una clase, módulo o curso. Ese espacio funciona como una biblioteca digital dentro del entorno. También tenemos la posibilidad de incluir en esa biblioteca enlaces a material gráfico, audiovisual o textual en la web de manera muy fácil.

Los EVEA nos ofrecen muchas herramientas para diseñar tareas de distinto tipo que podemos implementar con diversos objetivos. Por ejemplo, podemos crear cuestionarios, sujetos a autocorrección para comprobar rápidamente la lectura de algún texto asignado, o también sobre algún tema acerca del cual los estudiantes tengan que investigar para poder resolverlo, o encuestas sobre cualquier tema de interés. Los EVEA permiten plantear, además, el tipo de tareas que requieren mayor producción por parte de los estudiantes, tales como expresión de opiniones o investigación sobre los diversos temas planteados. Estas tareas pueden realizarse en un documento personal de los estudiantes y enviarse al docente para su corrección, o a través de un foro de discusión, como veremos más abajo.

Los docentes también podemos hacer uso de los foros, que son espacios dentro del entorno, a los que podemos asignarles distintas funciones: la consulta espontánea sobre cualquier aspecto del trabajo del curso o el intercambio de ideas con el fin de resolver alguna tarea. En el primer caso, se puede abrir un foro para consultas dentro del espacio de una unidad didáctica, que permite ayudar a los estudiantes a solucionar problemas puntuales que se les presenten al usar el EVEA o al realizar una tarea. Es bueno animar a los estudiantes a que hagan  sus propias consultas por a través del entorno y también a responder las de sus compañeros. Así, incentivamos su participación activa y compromiso en distintas instancias, no sólo en la asignación de tareas y su resolución.

En el segundo caso, es decir, cuando se diseña una tarea en la que los alumnos deben intercambiar ideas, se puede crear un foro de discusión, en donde los estudiantes y docentes pueden publicar mensajes alrededor de un tema, creando de esta forma un hilo de conversación que facilita la puesta en común. Un foro de este tipo puede utilizarse, por ejemplo, con el fin de que los estudiantes analicen un tema específico con mayor profundidad y construyan conocimiento propio basándose en sus interpretaciones o los diálogos que se hayan generado en el foro. Además, se pueden configurar los foros de manera que cualquier usuario pueda abrir un nuevo tema de discusión, brindándoles así a los estudiantes la posibilidad de seleccionar un tema de interés propio y compartirlo con el resto de los estudiantes para aprender sobre éste colaborativamente.

También es muy práctico implementar el foro de novedades, es decir, un espacio que funciona como una cartelera de anuncios de carácter general, cuya información llega a todos los participantes del curso. Allí, por ejemplo, se puede publicar información sobre el cronograma del curso, las fechas de entrega de trabajos o un cambio de horario.

El uso del foro de novedades se complementa con el calendario que ofrecen los EVEA, calendario tema del mesque se puede emplear para que las fechas de entrega de las tareas o el calendario del curso sea accesible a los alumnos desde allí. De esta manera, facilitamos la búsqueda de la información y  la organización por parte de los estudiantes.

Los EVEA permiten, también, realizar un seguimiento de la participación de cada estudiante. Desde la administración del curso, que es desde donde se guarda el registro de la actividad de cada alumno, podemos comprobar cuánto tiempo un estudiante le dedica al curso, qué espacios visita, si realiza las tareas, las calificaciones obtenidas en tareas de autocorrección, etc. El seguimiento es particularmente útil para el docente ya que, en ocasiones, los alumnos participan de manera “silenciosa”, es decir, están al tanto de las tareas a realizar, leen la bibliografía, pero tienen dificultades para expresarse ante el grupo, por ejemplo. Si nos mantenemos informados de la actividad de cada uno, podemos incentivar a estos alumnos especialmente y no confundirlos con otros que hayan abandonado el curso.

Podemos establecer un contacto individual a través de la mensajería interna,  a la que todos los participantes tienen acceso y que se utiliza del mismo modo que en cualquier cuenta de correo electrónico.

Por último, cabe destacar la posibilidad de elaborar un manual para nuestros estudiantes con  instrucciones claras sobre cómo utilizar el EVEA y las herramientas que nos ofrecen para evitar momentos de incertidumbre o desprolijidades que, a su vez, pueden desalentarlos a preguntar y participar activamente en las tareas propuestas. Este manual puede estar alojado en el mismo EVEA, donde sea de fácil acceso y esté disponible para ser descargado.

Luego de este breve repaso por algunas de las herramientas ofrecidas por los EVEA, esperamos que podamos reflexionar sobre la manera más adecuada de emplearlos según el contexto específico de enseñanza y aprendizaje en el que cada uno está inmerso. La implementación de un EVEA es un proceso gradual, por lo que cada docente puede comenzar de a poco a incorporar alguna de estas herramientas y, a medida que adquiera nuevos conocimientos y experiencias, incorporará más. No es necesario saber usar todas ellas para poder a empezar a utilizar un EVEA si aún no lo ha hecho. Es nuestra decisión y responsabilidad encontrar la forma de combinar los EVEA creativamente según nuestros intereses y las potencialidades pedagógicas que brindan.

Esperamos que, si aún no han hecho uso de un EVEA en sus prácticas docentes, se animen a hacerlo. También invitamos a aquellos profesionales que sí lo han hecho a dejar sus comentarios con el fin de continuar aprendiendo entre todos sobre estos entornos y las distintas experiencias que surgen de su uso.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Un comentario en “Entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje, ¿cómo favorecen nuestra labor docente? Parte III