Más experiencias de trabajo en comunidad


Por María Victoria Poza

 

Cuando empecé a formar parte de DeL, en septiembre de 2014, no me imaginé que esta decisión iba a ser el puntapié inicial de numerosas experiencias y aprendizajes que me nutrirían en mis primeros pasos como profesional. Comencé en DeL gracias a la invitación de una de mis ex-profesoras del Profesorado en Inglés, quien pensó que podía colaborar en la recopilación de sitios de interés para la Comunidad. Al principio dudé en aceptar ya que no creía que podía ser de utilidad. Sin embargo, y por suerte, acepté.

Luego de las reuniones informativas correspondientes, empecé como colaboradora en la Biblio- y webgrafía. Desde entonces, me encargo de incluir contenidos sobre el marco teórico, didáctico y metodológico que fundamenta el uso de las tecnologías digitales en la enseñanza y el aprendizaje, además de la información sobre las herramientas digitales disponibles y de la experiencia de su uso en el aula. Ser colaboradora en la Biblio- y webgrafía es sumamente enriquecedor ya que uno no siempre tiene dimensión de la cantidad de material valiosísimo que hay en internet y que muchas veces no se aprovecha por no saber que está disponible o por no saber cómo acceder a él. Es por esta razón que, desde el principio, poder formar parte de la Biblio- y webgrafía me pareció fundamental para poner mi granito de arena en la mejor distribución de los recursos que ofrecen una oportunidad de incalculable valor para los procesos de enseñanza y de aprendizaje.

Poco a poco, con la ayuda y la paciencia de mis compañeros y coordinadores me fui interiorizando en el trabajo de los demás miembros de la Comunidad y también comencé a participar en otras actividades junto con ellos. Por ejemplo, el año pasado, tuve la oportunidad de escribir un artículo con otros cuatro miembros y luego presentarlo en el Noveno Encuentro de Docentes de la Escuela de Lenguas de la UNLP. Este artículo, que se publicó en la revista Puertas Abiertas, núm. 11 (2015), relata cómo se inició el proyecto de la Biblio- y webgrafía, la experiencia con los alumnos de la cátedra de Lengua Inglesa III en la UNLP, así como los desafíos y  futuros planes.

ecomunidad

También, desde junio de 2015, he sido becaria de DeL. Creo firmemente que compartir conocimiento, dinámicas y procesos es una de las mejores formas de evolucionar, crecer y mejorar en nuestro trabajo. Por ello,  no puedo dejar de nombrar dos de mis tareas asignadas como becaria que más me enriquecieron y ayudaron a entender en profundidad la dinámica de la comunidad de práctica.

La primera fue la recopilación de la valiosísima información y reflexiones proporcionadas por los diferentes participantes del curso taller “Herramientas TIC para la enseñanza y el aprendizaje”, que se ofreció en el marco del Programa Nacional de Formación Permanente “Nuestra Escuela”, dependiente del Ministerio de Educación de la Nación y gestionado a través de las universidades públicas nacionales durante 2015. Si bien la tarea era muy parecida a la que venía haciendo con anterioridad en la Biblio-y webgrafía, la compilación de diferentes herramientas digitales empleadas por docentes de distintos lugares del país y que llevan a cabo su tarea en disciplinas muy diversas en todos los niveles educativos, me permitió empezar a analizar los recursos de la Biblio- y webgrafía con mayor perspectiva y pensar más allá de los recursos utilizados en mi campo de especialización.

Por otra parte, analizar los diferentes sitios de la Comunidad para poder determinar cómo seguir mejorándolos y haciéndolos más accesibles me sirvió para valorar todo lo alcanzado por los miembros de la Comunidad.

Si tuviera que elegir una palabra que definiera mi paso por DeL, esa palabra sería aprendizaje. Poder participar es, sin lugar a dudas, una excelente experiencia en lo profesional y en lo personal ya que se alienta constantemente a los miembros de la Comunidad a colaborar entre sí, compartiendo sus conocimientos con sus colegas y aprendiendo de ellos.  DeL me dio la posibilidad de conocer la forma de trabajo de una comunidad de práctica y contar con el apoyo de profesionales de mucha trayectoria, que me acompañaron en los primeros pasos de mi carrera haciéndome sentir en familia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *